Castilla y León dispone de la Marca de Garantía Pan de Valladolid, y las hogazas leonesas y zamoranas también gozan de gran popularidad

 

El Día Mundial del Pan (World Day of Bread) fue creado por la Federación Internacional de Panaderos (UIB) para dedicar un día a la historia y al futuro del pan, para compartir el trabajo de los panaderos, intercambiar pareceres sobre la materia prima con la que se elaboran tantas variedades de pan… Cada rincón del mundo tiene mucho que ofrecer al respecto, el pan es un alimento de gran utilización que se consume a nivel mundial y que por desgracia, en la actualidad no goza del valor que realmente tiene en algunos países.

En Castilla y León, la Marca de Garantía Pan de Valladolid es el máximo exponente de este producto en la comunidad, aunque la hogaza leonesa y zamorana también goza de una gran popularidad, con exportación incluso a otras regiones del país.

Las variedades, como por ejemplo la de centeno, también han ganado terreno en una época en la que las grandes superficies apuestan por la innovación este producto tan demandado en el día a día.

En la celebración del 16 de octubre, Día del Pan, los celiacos volverán a tratar de darle visibilidad a su problema con este producto debido al gluten. Las personas que padecen la enfermedad celiaca se encuentran un gran problema para poder consumir este tipo de alimento, no solo ya lo difícil que es encontrar un pan sin gluten que sea rico y apetecible, sino los precios desorbitados que este tipo de productos tienen en el mercado. Debido a los altos costes son muchas las familias que tienen que elaborar su propio pan sin gluten. Son muchos los que disfrutan amasando su pan, horneándolo, escuchando el crujido de su corteza, impregnándose de su aroma cuando sale del horno y saboreándolo, sólo o acompañado, porque el buen pan no necesita compañeros para resultar una delicia para el paladar.

Bien es cierto que elaborar nuestro propio pan sin gluten será más complicado que elaborar el pan con gluten, pero una vez lo aprendamos, no querremos comer otro pan que no sea el nuestro.