Santa Cruz de la Salceda, en Burgos, promueve el turismo con cuchara

 

El puchero, aunque originario de los campesinos andaluces y, como otros muchos platos, salvavidas en época de estrecheces, basa su éxito es la variedad de estilos para cocinarlo y confeccionar un guiso casi a gusto del consumidor.

Precisamente, desde hace un par de años el caldo -véase con carne de ternera o de pollo y sus correspondientes verduras-, ha arraigado en la Ribera del Duero, en concreto en poblaciones como Santa Cruz de la Salceda (Burgos).

El restaurante Las Baronas organiza las Jornadas del Puchero, una cita gastronómica que ya tuvo gran acogida en temporadas anteriores, y se han convertido en el mejor pretexto para disfrutar hasta el 26 de marzo de la cocina tradicional castellana.

Recetas como el Cardo con jamón y almendras, patatas a la importancia, potaje de Garbanzos o judiones de la Granja de San Ildefonso sirven de entrante al bonito con tomate, conejo a la pebre, pies de cerdo guisados o rabo de toro.
Y el rico puchero, como no podía ser de otra forma, estará acompañado por una amplia variedad de postres, como pueden ser las torrijas con miel, la manzana reineta asada, el arroz con leche o la crema catalana.

Menú San Valentín

Apostando por potenciar el turismo rural a través de la gastronomía, Las Baronas ofrecerá también unos menús especiales en fechas destacadas del calendario por su contenido festivo. De esta forma, el establecimiento potenciará San Valentín, entre el 11 y el 14 de ese mismo mes; o Carnaval, una festividad que contará con una carta especial que tratará de conquistar a los visitantes.

Todo ello acompañado por los vinos de la Denominación de Origen Ribera del Duero, pan de hogaza y torta de aceite, el café de Puchero y las pastas caseras.