El Restaurante El Balcón del Cañón, en Ucero (Soria), alterna gastronomía tradicional con unas impresionantes vistas al Cañón del Río Lobos

 

Allí decidieron hace casi seis años Rosa y Juan abrir el Mesón del Cañón. Cambiaron Madrid por Ucero, aunque en esta decisión de apostar por un pueblo tuvo mucho que ver el que Juan Ordóñez hubiese nacido en esta pequeña villa a la que ha acabado regresando.

Ahora, el trabajo no falta porque además en la planta superior del establecimiento han dispuesto seis habitaciones para quienes deseen aprovechar y pasar unos días de descanso.

Organizan un doble turno de servicio para cubrir las hasta trescientas comidas que llegan a servir en un fin de semana incluyendo la terraza, porque el salón restaurante tiene capacidad para setenta. En su carta no faltan las carnes, el cordero, las costillas asadas, los torreznos, las ensaladas, las judías pintas y el producto de temporada como las setas perrechicos (típicas de la zona), boletus, caracoles y cangrejos.

Amplia variedad también de postres con tarta de queso, flan, arroz con leche, brownie de chocolate y “un soriano que está muy rico, que es un helado”, explica Rosa, quien destaca además el privilegiado emplazamiento en el que se encuentra el establecimiento, desde dónde a apenas a diez minutos andando se encuentra el castillo templario desde el que contemplar la villa o el impresionante Cañón del Río Lobos.