Aunque es originario del sur de España, en Soria es uno de los platos típicos

 

El cardo es la verdura navideña por excelencia y, en muchas zonas de España, protagoniza las mesas en las cenas de Nochebuena.

Aunque su origen está en el sur de España y el norte de África, es en las comunidades de Aragón, Navarra, La Rioja y la provincia de Soria donde más se consume.

La receta del cardo con almendras siempre ha acompañado las celebraciones navideñas de Raquel Escudero. «Es un plato muy tradicional en mi familia. Lo he comido en casa de mi bisabuela, mi abuela, mi madre y ahora yo lo elaboro también cuando me toca ser anfitriona», detalla orgullosa.
Afincada en Aranda de Duero, Raquel ha heredado esta elaboración culinaria de sus raíces riojanas, de la zona limítrofe con la autonomía de Navarra.

El cardo es una verdura de invierno y de ahí su vinculación con la época navideña y el único inconveniente en su preparación está en que la limpieza y cocción de la verdura lleva bastante tiempo. «Quitar las hebras, pelar y cocer el cardo, lleva más de dos horas en total. Recuerdo que cuando éramos pequeños nos ponían el mandil y limpiar esta verdura era uno de los trabajos que teníamos en Navidad», recuerda Raquel con cierta nostalgia.
En la actualidad, hay muchas más ayudas y facilidades, ya que se puede encontrar cardo de calidad en conserva y, así, «podemos comprarlo directamente en la tienda y se puede elaborar el plato sin necesidad de emplear tanto tiempo y esfuerzo, aunque es fundamental buscar una buena marca», advierte a aquellos interesados en aprender a cocinar este plato.

En la receta familiar de Raquel se incluye una pequeña innovación. El detalle especial consiste en añadir unas almejas cocidas que le dan «un toque exquisito al resultado final del plato».
Otro de los trucos, de los secretos confesables, está en elaborar el cardo con almendras el día anterior. «Siempre hay que hacerlo la víspera de Nochebuena para que, a la hora de comerlo, esté más gustoso y sabroso», recomienda.

En las casas donde los comensales son unos incondicionales de esta receta, se suele cocinar en una mayor cantidad para que, quien quiera, pueda repetir menú al día siguiente, en la comida del día de Navidad.

Cardo con almendras