Más de mil empresas y seis mil productos engrosan la marca territorio de la comunidad, lo que supone un crecimiento del 25% en el último año

 

El stand de Tierra de Sabor en San Sebastián Gastronomika es un bullir de paseantes que suben y bajan de la primera planta del Kursaal, el palacio de Congresos de la capital donostiarra, que acoge la decimonovena edición de una de las citas más importantes con la cocina de calidad. Unos jóvenes preguntan a las responsables de las degustaciones qué es eso de Tierra de Sabor. “Una marca de productos de calidad”, les responde con sencillez una de ellas mientras les sirve una tapa de ibérico elaborada por el cocinero salmantino Víctor Gutiérrez. “Es lo mejor que he probado hasta ahora en esta feria”, espetaba Franco Fonseca, un joven pasante uruguayo que pasará los próximos meses en los fogones de Martín Berasategui.

Este es el escenario que eligió ayer la consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, para dar a conocer los últimos datos de Tierra de Sabor. Hasta el momento, son más de mil las empresas las que se han acogido a este paraguas impulsado por la Junta de Castilla y León, y 6.000 productos diferentes que abogan por “poner en valor la materia prima de agricultores y ganaderos de la comunidad”, explicaba Marcos en una comparecencia ante los medios de comunicación.

“Es importante que se conozcan los productos de Castilla y León y que lo hagan además de la mano de los cocineros que tienen estrella Michelin en la comunidad”, reconocía también la consejera, satisfecha por el respaldo que los mejores mandiles de la región le están dando a estos productos. En la feria participarán, además de Víctor Gutiérrez que ayer protagonizó los dos ‘showcooking’ previstos en el programa regional, el leonés Juan José Pérez (Cocinandos, una estrella Michelin) y los hermanos Pedro Mario y Óscar Pérez (El Ermitaño, una estrella Michelin), además del segoviano Óscar Hernando, del Restaurante Maracaibo.

Calidad

En el pequeño stand 24 metros cuadrados Gutiérrez, del restaurante Víctor Gutiérrez, daba los últimos coletazos a la degustación de productos elaborados con ibérico que apenas duraban unos segundos sobre el mostrador. “Para mí es un placer representar aquí a Castilla y León y lo que espero es que se conozcan nuestros productos”, aseveraba mientras encauzaba las órdenes que daba en la cocina del stand. “Vengo a aprender pero también a enseñar lo que estamos haciendo” y un ejemplo eran las que él denominó “tapas viajeras”, que volaban en el mostrador.

Con todo, Castilla y León vuelve a San Sebastián Gastronómika cuatro años después de la última vez (estuvo en 2013 por última vez, después de haber mantenido abierto un stand en 2009 y 2011). “Durante este tiempo hemos estado dando un impulso a la marca”, explicaba la consejera restando importancia a la ausencia en este tipo de ferias. Lo importante es, a su juicio, “vincular la marca Tierra de Sabor a la cocina de calidad”, explicaba. Para eso han viajado a San Sebastián e incluso, como se felicitaba ayer la consejera, han logrado que los productos estrella de la cena de gala que inauguraba el congreso, tengan la firma de Castilla y León. El lechazo de la comunidad y los vinos de Ribera del Duero destacaron en el menú que se degustaba anoche en el Hotel Reina Cristina de San Sebastián.

Primera jornada Gastronomika