Nueve restaurantes de la comunidad ostentan la distinción de la guía Michelin, con una apuesta por la unión entre la cocina tradicional y de vanguardia

 

Son los mejores representantes de la comida castellano y leonesa. Este toque vanguardista sin renuncia por el arte tradicional en los fogones. Castilla y León ostenta nueve restaurantes -con sus chefs- con estrella michelin, la distinción más representantiva y archiconocida para premiar la calidad culinaria.

De Valladolid, a Burgos, pasado por Salamanca, Zamora o León, sin olvidarse de Soria, y ese arte para cocinar las trufas negras.

Qué mejor momento para homenajear a sus autores, que tras nueve meses del presente año, para dedicarles uno a cada uno, y después de haber protagonizado los primeros meses de Degusta Castilla y León