Ensaladas, huevos y pescados o pollo a la plancha, ideales para comenzar la estación de las flores

 

La primavera con el cambio de meteorología, la subida de las temperaturas -aunque este año el termómetro se niegue a elevar el mercurio-, y la prolongación del día con respecto a la noche cambian las costumbres y también la gastronomía.

Los platos de cuchara y los guisos, tan importantes en la mesa cuando el frío aprieta, dejan paso a la época de las ensaladas, que se verá culminada durante los meses de verano. La huerta castellano y leonesa, una de las más importantes de España; junto a los huevos de los centenares de granjas; pueden ofrecer multitud de posibilidades para la dieta primaveral, sin dejar de lado la carne, que si se quiere mantener la línea, a la plancha puede ser idóneo.

Si se quiere incluir el pescado, el salmón del Atlántico es ideal para estos días. Migra a aguas dulces durante la primavera, momento en el que este animal tiene más grasa y está más sabroso.

Además, como la grasa del salmón es rica en Omega 3 te ayudará a reducir tus cifras de colesterol LDL – conocido como el colesterol malo – y a aumentar las cifras de colesterol HDL – conocido como el colesterol bueno-.

1. Ensalada de tomate y cebolla

2. Salmón teriaki

 

3. Huevos rellenos de espinacas


4. Pechuga de pollo con alcaparra y limón

5. Revuelto de Perrechicos