La ensalada es uno de los platos más elaborados en la época estival gracias a su rápida preparación, a sus múltiples combinaciones y a que se puede tomar en cualquier parte

 

1. Ensalada de pasta o arroz

La ensalada de arroz es una de las más refrescantes y ligeras. Se puede combinar casi con cualquier producto y conseguir una explosión de sabores muy frescos. Bonito, maíz, lechuga, aceitunas, cualquier tipo de queso… Incluso alternar algún fruto seco puede ser una buena opción y conseguir un plato muy beneficioso dentro de la dieta estival. La de arroz siempre suele ser menos calórica que la de pasta, aunque los mismos productos pueden combinar bien dentro de la composición.

2. Ensalada de patata

Con la patata cocida como reina del plato, a esta ensalada, conocida popularmente como ‘campera’, se le añaden tomates, pimiento verde -también puede ser rojo, a gusto del consumidor-, cebolla, atún y huevo cocido, aunque hay a quién le gusta echarle bonito para conseguir otro tipo de textura y sabor más fuerte. Prácticamente cualquier cosa le viene bien a esta ensalada de verano.


3. Ensalada caprese

Se trata de una ensalada de origen italiano (concretamente de Capri) compuesta de rodajas de tomate y de mozzarella fresca, y hojas de albahaca fresca. Si al plato se le añade un buen aceite de oliva, el resultado es exquisito, y se puede elaborar en cuestión de minutos -cuéntalos-.  Se le puede agregar pimienta en grano molida en cualquiera de sus variedades o una mezcla de ellas, llegando incluso a usarlas a todas juntas. Se le pueden agregar aceitunas negras, queso rallado y/o azúcar glass.


4. Ensalada rusa

La ensaladilla rusa es una de las recetas más extendidas en la geografía española, tanto en bares como en hogares domésticos. De origen ruso, es una receta muy veraniega, pero se degusta durante todas las épocas del año. Hay decenas de maneras de para hacer una buena ensaladilla rusa, pero en el plato nunca debe fallar la patata, el pimiento rojo, aceitunas, zanahorias… Y, por supuesto, la mayonesa -que sea casera, por favor-.

5. Ensalada griega

La ensalada griega es una de las ‘modernas’. Y lo es porque la combinación del tomate natural con pepino, queso feta y un poquito de aceite de oliva y orégano  conquista a los paladares más exquisitos. Los hay que juegan con distintos tipos de queso, pero el feta es el más demandado, pero pruébenlo con queso de cabra. ¡Delicioso!