Carlos Moro acaba de presentar su quinto vino de finca, un blanco de la DO Ribeiro (Galicia)

 

Treixadura, albariño y godello. Las tres son variedades blancas de la Denominación de Origen Ribeiro, la más antigua de Galicia y una de las más longevas de Europa. Las dos primeras castas de uvas suenan poco o nada por estos lares, aunque sí la tercera, la godello, que reina también entre los blancos de la Denominación de Origen Bierzo. Dos zonas reconocidas por sus vinos que no están tan lejos.

De hecho, esta comarca vitivinícola gallega situada en el extremo noroccidental de la provincia de Orense está más cerca que nunca de Castilla y León gracias al nuevo vino de finca del bodeguero vallisoletano Carlos Moro.

Con Finca San Cibrao 2017, el ingeniero agrónomo y enólogo ha atrapado la brisa del Altántico en un vino blanco que se suma a su selección más personal, aquella que lleva su firma. De esta manera ya son cinco las referencias enológicas que integran la colección Carlos Moro Vinos de Finca. Se trata de vinos que muestran la singularidad de cinco denominaciones de origen distintas, cuatro de ellas de Castilla y León (Ribera del Duero, Cigales, Toro y Rueda) y la gallega Ribeiro.

Rento (DO Ribera del Duero), Carlos Moro Finca Las Marcas (DO Rueda), Carlos Moro Finca Valdehierro (DO Cigales), Carlos Moro Finca Valmediano y ahora Carlos Moro Finca San Cibrao (Do Ribeiro) son la expresión de variedades, suelos, altitudes y climas distintos. Todos ellos están elaborados con uvas de parcelas seleccionadas cuidadosamente por el propio Carlos Moro, presidente de Bodegas Familiares Matarromera, y todos ellos responden a producciones muy reducidas El denominador común es la búsqueda de la excelencia por parte del equipo técnico de este grupo bodeguero familiar que ha creado una colección de edición limitada.

El último en llegar a la familia ha sido Carlos Moro San Cibrao 2017, un vino que es fruto de la colaboración entre Matarromera y Viña Costeira, bodega situada en la localidad gallega de Ribadavia en la que encuentra la sede del Consejo Regulador de la DO Ribeiro. El germen de la viticultura en la zona de Ribadavia tiene lugar en la ciudad galaico-romana de Lansbricae, donde se hallan las primeras referencias históricas de vino en la comarca. Posteriormente, los monjes de San Claudio de León que huían de la invasión musulmana fundaron entre los siglos IX y X el monasterio de San Clodio, desde donde impulsarían la viticultura de la zona.

 

Tres variedades

«Este vino enriquece la familia de Vinos de Finca ya que procede de un viñedo peculiar que nos trae la brisa atlántica a través de un ‘coupage’ (mezcla) perfecto de tres variedades que aportan unas características únicas de tipicidad y disfrute sensorial», aseguró Carlos Moro al presentar este albariño en el marco de Reale Seguros Madrid Fusión, el pasado mes de enero, junto al enólogo de Viña Costeira, Manuel Castro.

La presentación estuvo avalada por Andrés Rodríguez, consejero delegado de Viña Costeira, quien destacó que «el hecho de ser escogidos por Carlos Moro es motivo de orgullo ya que confirma el gran nivel de calidad de los vinos del Ribeiro».

El vino Carlos Moro San Cibrao 2017 está elaborado con las mencionadas variedades autóctonas treixadura, godello y albariño. La finca de la que proceden las uvas se encuentra en una ladera de ligera pendiente que se denomina San Cibrao. La orientación al mediodía favorece la maduración de los granos. El pequeño viñedo está asentado en un terreno fresco sobre fondo granítico de composición mineral. Carlos Moro ha destacado «la singular vista que domina el valle del río Miño» desde esta pequeña parcela. De esta manera la calidad se une a la belleza del paisaje, al igual que en el caso de las parcelas elegidas por el bodeguero para elaborar sus anteriores vinos de finca. Se comercializarán 7.000 botellas de la primera añada de este vino.

La pequeña incursión en la comarca vitivinícola gallega de Ribeiro se suma a la importante apuesta que realizó en 2014 el fundador de Bodegas Familiares Matarromera por asentarse en la prestigiosa Denominación de Origen Calificada Rioja con la creación de Bodegas & Viñedos Carlos Moro (San Vicente de la Sonsierra, La Rioja).

 

Rento, el origen

El origen de la colección de vinos de autor comenzó con Rento (Olivares, Valladolid), un vino que se elabora en la pequeña bodega del mismo nombre abierta en el 2000 en una casa noble del siglo XVI que perteneció al marqués de Olivares. Después fue casa de labor de los jesuitas hasta su expulsión por Carlos III en el siglo XVIII. En aquella época, la familia de Carlos Moro se hizo cargo de la casa solariega, hasta que decide restaurar los edificios y la bodega y «recrear un vino de la máxima calidad acorde con la historia y con el tiempo».

Más tarde llegaron los vinos Carlos Moro Finca Las Marcas (DO Rueda), Finca Valdehierro (DO Cigales) y Finca Valmediano.