Las últimas tendencias de micología para estas fiestas navideñas, con perlas negras del hongo o trufa con miel

 

Estas fiestas, la trufa será protagonista en la mesa -y no solo de la manera tradicional-. La creación de una línea de productos con un toque gourmet, como las crema de cacao y avellanas con trufa; las perlas de trufa negra o la miel con trufa son algunos productos que se podrán adquirir desde ya para la Navidad.

Espora Gourmet, firma especializada en productos delicatesen en micología, ha creado una línea donde el ingrediente rey es la trufa negra (Tuber melanosporum). Miel de Acacia con Trufas Negras, Glassa Balsámico a la Trufa Negra o, su producto estrella, unas Perlas de Trufa Negra son algunas de estas delicatessen para los mejores platos de nuestra casa.

Esta selección ha sido posible gracias a la utilización de las más altas tecnologías y años de dedicación en el I+D+i en el campo de la micología, aprovechando los ingredientes naturales (sin aromas artificiales) que producen las ricas tierras sorianas. Una gama de productos relacionados con el diamante negro de la cocina, que ofrece una experiencia única al paladar, que contiene los aromas más selectos y que es perfecta para dar ese toque de glamour y de cinco estrellas a nuestros platos.

 

Dulces de trufa

Para los más golosos de la casa, se ha preparado un manjar donde se une ese sabor de la infancia como es la crema de cacao y la crema de leche con un toque especial de trufa negra. Se presenta en dos formatos: por un lado, una crema de cacao y avellanas y por otro una crema de leche (sin nada de cacao). Unos productos ideales para acompañar con creppes, galletas, pasteles y helados y para cualquier postre realizado al horno. Sólo apto para golosos sibaritas.

Además, también se puede adquirir una miel con denominación de origen protegido acompañada de unas finas láminas de trufa que combinan a la perfección. La intensidad de la trufa negra se fusiona con la suave textura y con la dulzura de una de las mieles más admiradas en la cocina, creando una simbiosis en nuestra boca inesperada, exquisita y armónica. Este producto es ideal para repostería como tartas, cuajadas y compotas, complementa cualquier fruta fresca, pero también es excelente para acompañar platos de quesos, lácteos, aliños de ensaladas o salsas dulces para asados.

 

Al olor de la trufa