La Escuela Infantil Allendeduero de Aranda acerca los alimentos saludables a los niños

 

Tienen solo entre dos y tres años, pero ya han hecho sus pinitos en el mundo de la cocina elaborando algunos platos, todos ellos saludables. Toca hacer pizza y la alegría es patente entre los 16 alumnos del curso de «mayores» del Centro Infantil Allendeduero-Asemar de Aranda de Duero. El primer paso, antes de meterse de lleno con el plato, está en las manualidades. El mandil, una bolsa de basura de color blanco, está tuneado a gusto de cada pequeño cocinero que decora con pegatinas su particular delantal. El gorro tampoco puede faltar, diseñado en cartulinas de colores y en el que se puede leer el nombre de cada uno de los chefs.

La empresa Koala Soluciones Educativas gestiona este centro infantil situado en el polígono industrial arandino. La directora, Sheila, está al frente del taller, junto a Begoña, la cocinera del centro y Rebeca, la educadora de la clase. Están trabajando este mes las profesiones y, entre ellas, está la de cocinero. «Con estos talleres de cocina intentamos trabajar la autonomía, que ellos solos trabajen con la cuchara, que aprendan a respetar las rutinas y, cómo no, también la diversión», detalla Sheila.

La masa casera se reparte entre los más pequeños que poco a poco van incorporando los ingredientes de la pizza. Tomate triturado, calabacín, jamón york y mozzarella completan la receta. «Es una receta saludable», explica.
La de cocinero es una de las profesiones preferidas de los pequeños que disfrutan manipulando los alimentos y aprenden jugando. El contacto con la cocina les ayuda a conocer algunos alimentos y también abrirse a ellos, ya que «algunos son reticentes a probarlos de otra forma».

Terminado el diseño de la pizza, al gusto del chef y futuro comensal, toca dejar las porciones en la bandeja para que vayan directas al horno. «El horno no lo podemos tocar porque quema», comentan entre ellos los pequeños. Finalmente, el resultado está listo y la satisfacción entre los niños es evidente al ver el trabajo terminado.