La empresa familiar Tonelería Burgos, de Nava del Rey, vende sus barricas de roble por todo el país

 

Abrieron sus puertas en 1941 en el municipio vallisoletano de Nava del Rey y hoy en día son la tercera y la cuarta generación las que dirigen el negocio de Tonelerías Burgos fabricando barriles de forma artesanal. Desde estas instalaciones, salen anualmente 4.000 toneles americanos de 225 litros para todo el territorio nacional, aunque sus principales clientes son las bodegas de Ribera del Duero y la Rioja.

Juan Antonio Burgos aprendió el oficio de su padre Mariano y éste a su vez del suyo, Benito Burgos, fundador de la empresa. Juan Antonio es el mayor de cuatro hermanos. Le acompañan en el negocio dos de ellos, David y Rosa. Y ya se ha incorporado la cuarta generación un hijo de Rosa y otro de Juan Antonio, son Guillermo y Marcos.

Hoy en día Tonelería Burgos SL es la más antigua de Castilla y León. El roble americano representan el 80% de la materia prima con la que trabajan, el resto procede de Francia y del centro de Europa.

De momento, no hay planes de expansión, pero sí trabajan en otras ramas para diversificar el negocio. El reciclaje de barricas permite darles una nueva vida en forma de mesas-barril, que son distribuidas a distintos puntos del país. Las variedades van desde mesas bajas, decoradas al detalle, un expositor de botellas y hasta una original barra de bar.

Y en el proceso de diversificación, han puesto en marcha un pequeño museo dónde se pueden ver las herramientas que se usaban antiguamente para la fabricación de barricas. Y bajo está Denominación de Origen Rueda comercializan unas 15.000 botellas de vino verdejo bajo la marca El Tonelero.