El dulce confeccionado con chocolate y morcilla de Burgos causa sensación en Madrid Fusión

 

A priori, puede parecer una contradicción, tanto por fuera, como por dentro. El bombón de morcilla fue uno de los productos más comentados de Reale Seguros Madrid Fusión.

Se trata de la última creación de la empresa burgalesa Embutidos de Cardeña. Con un perfil innovador, el producto busca un bocado donde contrasta la textura de la cobertura de chocolate con el sabor de la auténtica morcilla de Burgos del interior.

Según Roberto da Silva, alma máter de la firma castellana, el bombón de morcilla empezará muy pronto a comercializarse en dos variantes: Bombón de morcilla crocanti, con cobertura de chocolate y pequeñas pepitas de avellana garrapiñada en su exterior y morcilla de manzana en su interior; y el Bombón de morcilla picante, que incluye una cobertura lisa en el exterior, con interior de morcilla de autor y un toque de chile picante.

No es la primera vez que Embutidos de Cardeña innova con productos de la tierra. Precisamente, en la pasada edición, lanzó la morcilla con bacalao al pil-pil, aunque anteriormente ya hizo lo propio con sus gama de cremas, los nachos y la tierra de chorizo, el pan de morcilla, la galleta de morcilla, los raviolis de morcilla, los nachos de morcilla, la morcilla con manzana y el calamar de morcilla.