Castilla y León apuesta por esta actividad en las fiestas con iniciativas singulares en las seis Rutas del Vino Certificadas

 

La Consejería de Cultura y Turismo propone para esta Navidad la combinación de propuestas turísticas singulares vinculadas a las rutas del vino certificadas englobadas en una propuesta conjunta que recoge la nueva imagen promocional ‘Castilla y León, Tamaño Familiar’, que posiciona a Castilla y León como destino de calidad, apostando por productos novedosos, que contribuyen a la desestacionalización del sector.

Castilla y León cuenta con 6 Rutas del Vino Certificadas de las 26 existentes en España: Arlanza, Bierzo, Cigales, Ribera del Duero, Rueda y Sierra de Francia, lo que la convierte en la comunidad con mayor número de rutas a nivel nacional. El club de producto ‘Rutas de Vino de España’ es una iniciativa promovida por la Asociación Española de Ciudades del Vino –ACEVIN-, con el apoyo del Instituto de Turismo de España (Turespaña), la Secretaría de Estado de Turismo y el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.

Para el periodo navideño, las 6 Rutas del Vino proponen diferentes iniciativas singulares con las que disfrutar de la Navidad en sus territorios. Para los amantes de los belenes, la Ruta del Vino de Arlanza propone la visita al Belén Monumental de Lerma, con 16 años de trayectoria, instalado en el claustro del Ayuntamiento de la localidad hasta el 6 de enero. Se trata de un belén monumental hecho a mano, que reproduce muchos de los rincones de la villa ducal, así como escenas de los oficios tradicionales de la zona, entre los que se encuentran los relacionados con la vendimia y la producción de vino. Cambiante y evolutivo, este Belén presenta novedades cada año y es una auténtica referencia en la provincia de Burgos.

También en el territorio de Arlanza, en esta ocasión en Covarrubias, se organiza un Mercado Navideño de artesanía, donde se puede apreciar la calidad, la originalidad y la diversidad de la producción artesanal rachela, ya que en esta localidad se mezclan los antiguos talleres de tradición familiar con las nuevas apuestas de jóvenes artesanos en joyería en vidrio, artículos de cerámica, pieles curtidas, artículos de mimbre, artículos de forja o muebles artesanales, entre otros. Este mercado brinda la oportunidad de encontrar objetos únicos y originales, fruto del trabajo artesanal de calidad.

El Bierzo propone para esta Navidad una iniciativa de aventura, deporte y aire libre para saborear la magia de los grandes espacios, la fuerza de la naturaleza y los horizontes recortados por majestuosas montañas. Del 26 al 30 de diciembre se puede descubrir esta Ruta del Vino a través de una propuesta deportiva y turística que recorre los enclaves más destacados de esta comarca: Ponferrada, el monasterio de Santa María de Carracedo, Cacabelos, las Médulas, el castillo de Cornatel y Villafranca del Bierzo.

La Ruta del Vino de Cigales cuenta con un Belén Viviente en la localidad vallisoletana de Cabezón de Pisuerga, declarado Fiesta de Interés Turístico Regional, con una trayectoria de más de 30 años. La visita a Cabezón se puede completar descubriendo bodegas subterráneas y tapas especiales navideñas elaboradas con productos del territorio, siempre regados con vinos de la Denominación de Origen Cigales.

‘Inventrip’

Por su parte, la Ruta del Vino de Ribera del Duero invita a los visitantes a profundizar en el territorio descubriendo sus conjuntos históricos, museos, monumentos y senderos en las cuatro provincias castellanas y leonesas que engloba la Denominación de Origen: Burgos, Segovia, Soria y Valladolid. Para facilitar el viaje, la ruta cuenta con una aplicación turística ‘Inventrip’, que permite a los visitantes interactuar directamente con las señales turísticas de la ruta y recibir información detallada y gratuita en su teléfono móvil.

El espíritu navideño llenará la Ruta del Vino de Rueda con multitud de opciones diferentes y para todos los públicos. El vino volverá a ser el gran protagonista, pero el visitante también podrá disfrutar de un turismo más propio de estos días festivos con mercados navideños, torneos deportivos, exposiciones, talleres de actividades, belenes, cabalgatas de reyes y fiestas de fin de año.

La Ruta del Vino Sierra de Francia en estas fechas recibe al viajero con unas propuestas que aúnan enoturismo, gastronomía, naturaleza, patrimonio y cultura de un territorio único. Destacan las matanzas tradicionales, que se han convertido en auténticas fiestas populares. Además, se puede disfrutar de la fiesta de los Calbotes o de las Castañas Asadas, que enlaza un producto que fue muy importante para la economía de la Sierra de Francia, como es la castaña, con dulces típicos como las perrunillas, sacatrapos y rosquillas y los vinos de la Denominación de Origen Protegida Sierra de Salamanca.

Coincidiendo con la época navideña, también se desarrolla ‘la montanera’, última fase de cría del cerdo ibérico, que consiste en dejar pastar al animal libremente. Durante este periodo, se pueden visitar las dehesas, para ver la etapa de engorde de los animales pastando y comiendo bellotas. Todo ello, acompañado de catas de aceite y del vino de la D.O.P Sierra de Salamanca, cuya uva, la rufete, forma un maridaje perfecto con los mejores embutidos de bellota de la Sierra de Francia.

Comunidad líder en enoturismo

Según los datos de ACEVÍN, el pasado año el número de visitantes a las Rutas del Vino de Castilla y León fue de 418.928 personas, un 29 % más que el año anterior, una cifra superior al incremento registrado a nivel nacional, que fue de un 21 %.

Desde la Consejería de Cultura y Turismo se apuesta por el enoturismo y por la promoción de este club de producto, que convierte la oferta de la Comunidad en referencia nacional e internacional. De esta forma, la consejería trabaja en el impulso del desarrollo de programas de promoción coordinados, potenciando la colaboración público-privada, tanto con los colectivos, como con los empresarios del sector vinculados a las rutas del vino.

El objetivo final es dotar de un componente enogastronómico todas las acciones promocionales desarrolladas desde la consejería, con el objetivo de avanzar en el posicionamiento de Castilla y León como referente turístico enogastronómico a nivel nacional e internacional. El producto turístico de las Rutas del Vino supone la integración bajo un mismo concepto de recursos y servicios, constituyendo un producto único y diferenciado que facilita su comercialización.