El chef vallisoletano se queda a las puertas del Premio Promesas de la Alta Cocina Le Cordon Bleu Madrid

 

El vallisoletano Fernando Benito, estudiante de cocina del IES Diego de Praves, ha demostrado hoy su talento durante la final del VI Premio Promesas de la alta cocina disputado en la sede de Le Cordon Bleu en Madrid, en la Universidad Francisco de Vitoria, aunque finalmente no ha conseguido obtener el preciado galardón.

En una final muy disputada, el joven pucelano se ha enfrentado a nueve candidatos en una prueba de cuatro horas en la que han tenido que elaborar una propuesta personal a partir de un plato común: ballotine de salmón y langostinos, mayonesa de berros y verduras en vinagreta. A la hora de determinar los mejores resultados, el jurado ha valorado aspectos clave como la calidad técnica, la originalidad, el sabor y la presentación de cada plato. Fernando Benito es un joven de 26 años nacido en Valladolid que está cursando sus últimos meses de estudios de cocina en el IES Diego de Praves de Valladolid

La cordobesa María Ángeles García, estudiante de cocina de la Escuela de Hostelería Benahavís (Málaga), ha sido la ganadora del VI Premio Promesas, y el segundo clasificado ha sido el sevillano Alejandro Pérez, del IES Atenea de Mairena de Aljarafe (Sevilla).

Ambos ganadores han defendido sus platos en la final ante un jurado presidido por José Carlos Fuentes, chef del restaurante Club Allard, que cuenta con 2 estrellas Michelin. Junto a Fuentes, el jurado lo han integrado otros profesionales del mundo de la gastronomía y la alta cocina, como son Aurelio Morales, chef del restaurante Cebo con una estrella Michelin, y el periodista gastronómico Javier Antoja, director de Apicius y responsable de contenidos editoriales de Montagud. Según Fuentes, el Premio Promesas se encuentra ya entre los grandes galardones de la cocina novel en España: “El nivel de la final ha sido altísimo. Es muy de agradecer que Le Cordon Bleu apueste por premiar el mejor talento entre los jóvenes cocineros”.

Por su parte, Rosario Barrios, General Manager de Le Cordon Bleu Madrid, ha aprovechado la ocasión para agradecer a los cerca del millar de alumnos que ya han participado en las seis ediciones del Premio hasta la fecha. “Gracias por la valentía de los jóvenes que se presentan cada año y por el compromiso de los centros, sin los que no sería posible el éxito de este proyecto”.

Becas de estudio

La ganadora, María Ángeles García, ha recibido una beca del 100% para cursar un Diploma en Le Cordon Bleu Madrid, valorado en más de 23.000 euros, lo que es considerado como un máster de especialización del mundo de la alta cocina. Además, como novedad este año y gracias al nuevo plan de convalidaciones de la escuela, María Ángeles podrá acceder directamente a niveles intermedios de sus programas. De esta forma y en caso de que lo desee, con su beca tendrá acceso a más de una especialidad. El segundo clasificado, Alejandro Pérez, recibe por su parte un Certificado en la Escuela valorado en 8.500 euros a escoger entre las disciplinas de Cocina, Pastelería o Cocina Española.

El centro de la ganadora del VI Premio Promesas de la alta cocina, la Escuela de Hostelería Benahavís también ha sido premiado por parte de Le Cordon Bleu con un cheque por valor de 1.500 euros por el apoyo y el compromiso de su equipo, a lo largo de toda la participación de María Ángeles García.

El Premio Promesas de la alta cocina de Le Cordon Bleu está dirigido a jóvenes promesas de la alta cocina, menores de 25 años, que cursan su último año de formación de Cocina o Pastelería en alguna escuela española. Cada año son más los centros y escuelas de todas las Comunidades Autónomas que apoyan este premio y animan a sus alumnos a presentar sus candidaturas. Tras varias fases de preselección que tienen que ir superando, llegan a la gran final ante la presión de un exigente jurado que en ediciones anteriores ha estado presidido por grandes chefs de nuestro país, como Pedro Subijana, Diego Guerrero, Martín Berasategui, Joan Roca, Quique Dacosta y, en esta edición, por José Carlos Fuentes.

 

Un vallisoletano entre diez