Cuatro estudiantes de la Universidad de Valladolid ganan el Concurso de Vidrio y Creación de Veralia ‘Del olivo al vidrio’

 

Bajo el lema ‘Del olivo al vidrio’, María Torres, estudiante de Ingeniería en Diseño Industrial y Desarrollo de Producto de la Escuela de Ingenierías Industriales (EII) de la Universidad de Valladolid, ha ganado el Concurso de Vidrio y Creación de Verallia de ámbito nacional dotado con 2.500 euros. Además, María también se ha alzado con el premio de Facebook, consiguiendo sobresalir, tras una disputada carrera, con 740 votos.

Trama, de María Torres, es un envase inspirado en la flor del olivo en el momento de su brote, con una apariencia fina y elegante. Su forma circular hace que el usuario pueda sujetar la botella sin dificultad y cuenta con una boquilla diseñada para utilizarse a modo de aceitera.

La cuarta edición española ha galardonado las ideas más originales de los estudiantes de diseño de algunas de las principales escuelas del país, a los que se propuso crear un envase diferente para aceite, aceitunas, vinagre o encurtidos. Un total de 80 proyectos se han presentado al certamen, que cada año crece en aceptación y participación.

La segunda propuesta vencedora de la cuarta convocatoria del Concurso de Vidrio y Creación de Verallia ha sido para Gloria Díaz, Alicia Alonso y Laura Estévez también de Ingeniería en Diseño Industrial y Desarrollo de Producto de la Escuela de Ingenierías Industriales (EII) de la Universidad de Valladolid, con un premio valorado en 1.300 €. Bajo el título La O liva, proponen un pack compuesto por dos envases: uno para aceitunas de 150 ml de capacidad, y otro para aceite de oliva de 750 mililitros. En la superficie de ambos hay varios huecos, pensados para facilitar el agarre del envase.

 

Trampolín para el mercado

El diseñador Albert Puigdemont, CEO del estudio Puigdemont Roca, ha encabezado el jurado en esta edición junto a otros catorce profesionales relacionados con el mundo del vidrio para alimentación y bebidas. Entre todos han valorado los 80 proyectos presentados a concurso por los alumnos de algunas
de las principales escuelas de diseño de España: Escuela Universitaria de Diseño, Innovación y Tecnología (ESNE) de Madrid; Ingeniería en Diseño Industrial y Desarrollo de Producto de la Escuela de Ingenierías Industriales (EII) de la Universidad de Valladolid; EINA Escuela de Ingeniería y Arquitectura de Zaragoza (UNIZAR) y Escola d’Art i Superior de Disseny de València (EASD-Valencia).

Este concurso ha llegado a suponer un trampolín en la carrera de los participantes, ya que existe la posibilidad de que uno de los clientes de la firma elija alguno de los proyectos para fabricarlo y comercializarlo, siempre junto a su creador. Además, el ganador de esta edición cuenta con el aliciente de participar en la “I final internacional” que tendrá lugar a finales de noviembre de 2017 en París. En ella participarán los mejores diseños de los diferentes países en los que Verallia lleva a cabo este concurso. El ganador podrá optar a un premio metálico o un stage formativo en la empresa.

La iniciativa brinda a los participantes la oportunidad de que su proyecto sea desarrollado por Verallia. De esta forma, su creador vería su diseño comercializado en todo el mundo. Una posibilidad que, sin duda, ha dado alas a los participantes a la hora de sacar lo mejor de sí mismos.