Los expertos señalan en el IV Encuentro Gastronómico de Valladolid que existe una saturación de información y demandan «cuidado» a la hora de opinar

 

La última mesa redonda del IV Encuentro de Gastronomía de Valladolid, organizado por El Norte de Castilla y patrocinado por la Diputación de Salamanca, Hostelería de Valladolid, Calidad Pascual y Tú & Makro, ha versado sobre ‘Comunicación y tecnología’.

La actividad ha dado continuidad a la conferencia sobre el trabajo en la sala de Jorge Dávila, director de los restaurantes Álbora y A’Barra (ambos con una estrella Michelin), en Madrid; y de la mesa redonda de análisis de las posibles líneas de actuación para conseguir el éxito en el sector de la restauración.

Javier Peña, chef de Sibaritas Klub; Cristina Martínez, ‘Garbancita’ y Chelo Miñana, experta en consultoría estratégica, han ofrecido su visión acerca de cómo encaja la comunicación y la tecnología en el mundo de la hostelería.

El chef Peña reconoció que lleva tres cuentas en redes sociales y apuesta por «no aburrir, muchas veces se tuitea demasiado, a veces dando pequeñas píldoras llegamos más», al tiempo que dejó claro la necesidad de «separar bien la persona y el restaurante». Invitó, de manera práctica, a que le acompañen una semana para ver cómo es su trabajo porque «al final, van a ver lo que quieres transmitir». Y es que su teoría es que se puede perder «la personalidad, la esencia y el alma».

Cristina Martínez, bloguera conocida con el sobre nombre de ‘Garbancita’, opinó que «hay una saturación a nivel de comunicación que no es veraz», por lo que apeló a la necesidad de ser «cuidadosos», ha llegado el momento de «asumir responsabilidad, la opinión se ha desmadrado por completo».

 

Platos y marketing

Su percepción es que «el marketing es el ingrediente de muchos platos», por lo que «hay que empezar a poner verdad». Por otra parte, entiende que el cliente tiene «demasiado poder» y «esa pleitesía llega a las redes».

En el caso de Chelo Miñana expuso lo complicado de llevar la imagen global a pequeños negocios. «¿Cómo aportas la visión global al propietario de un negocio que lo único que ha hecho toda su vida es cocinar bien?». Pero acto seguido añadió que «cuando el boca a boca se queda en poco, hay que tener una visión global», y es precisamente esa gente de pequeños negocios los que llaman al experto en comunicación, porque «él se quiere quedar en la cocina porque no llega».

Su teoría es que a esa persona del sector de la hostelería que les contrata «no tienes que marcarles tú», sino que más bien son ellos los que deben decir lo que quieren ser.

Su conclusión es que se puede confeccionar «un traje a medida dentro de tus posibilidades», y por eso «la ayuda externa ayuda en momentos puntuales», la situación ideal es «tener marketing y una estrategia».

En la sala surgieron otras cuestiones que se ven día a día en redes sociales y cómo muchos clientes «están más pendientes de la foto que del plato, se olvidan de disfrutar».

 

IV Encuentro Gastronómico de Valladolid