El catalán Ezequiel Álvarez se impone en el V Premio Promesas de la Alta Cocina de Le Cordon Bleu Madrid, en el que participaron dos castellanos y leoneses

 

Ezequiel Álvarez, alumno de la Escuela de Hostelería y Turismo de Girona, se ha covnertido en el ganador del V Premio Promesas de la Alta Cocina, organizado por Le Cordon Bleu y celebrado en Madrid. El catalán se impuso en la final a los nueve mejores jóvenes cocineros de la geografía nacional, entre los que estaban los castellano y leoneses Nuria Delgado y Guillermo Gómez.

Álvarez convenció al jurado, presidido por Quique Dacosta, del restaurante que lleva su nombre y luce tres estrellas Michelin en Dènia (Alicante), con su rodaballo a baja temperatura en salsa de sus púas y verduritas mini.

La valoración del jurado a propósito del plato ganador se resume en “buen equilibrio, tanto en las texturas como en los puntos de cocción; respeto al producto y buen aprovechamiento de los mismos”, razones que han decantado el premio en favor de Ezequiel Álvarez, de 19 años de edad y natural de Sant Pere de Vilamajor (Barcelona), que logra un programa de especialización de Le Cordon Bleu Madrid, valorado en 21.000 euros, y 1.500 para la Escuela de Hostelería y Turismo de Girona.

“El truco está en jugar y divertirse en la cocina”, explicó el ganador, quien tuvo un duro rival en Ausias Signes, segundo clasificado y que tiene la misiva de cocinar “para que disfruten los comensales”.

En relación a los cocineros locales, los estudiantes Nuria Delgado Blanco, de la Escuela de Hostelería y Turismo de Alcazarén de Valladolid y Guillermo Gómez Barroso, del IES Jorge Santayana de Ávila, representaron con “un gran nivel” a la comunidad y se les augura un gran futuro, según fuentes del propio concurso. “Ha sido muy difícil elegir porque estaban los mejores”, concluyó Quique Dacosta.

La vallisoletana Nuria Delgado, felicitada por el chef Quique Dacosta. / DegustaCyL

El abulense Guillermo Gómez posa con el jurado del concurso. / DegustaCyL