Sus Majestades de Oriente reciben cientos de cartas con peticiones de publicaciones gastronómicas entre las que destacan las de recetas, las de los grandes chefs o los ejemplares relacionados con el vino

 

En el primer saco, a Melchor le ha costado no hacer un chiste fácil al meter el libro de cocina más demandado de las fiestas navideñas… Sin querer, se ha acordado de aquel de «Se abre el telón y aparece Karlos Arguiñano con una lechuga, aceite, vinagre y sal y el jocoso cómo se llama la película… ‘El Señor de los Aliños’» […]

Y sí, es que el televisivo cocinero –entre su facilidad con los fogones y su capacidad de ‘showman’– se ha ganado a una audiencia que aprovecha la festividad de Reyes para llenar las cartas año tras año.

En estas fiestas, Sus Majestades de Oriente han incluido varios ejemplares de su última obra, ‘La alegría de cocinar’, con la que el chef quiere llegar a ese público remolón al que le cuesta entrar en la cocina.

Melchor –cada vez más teleadicto–, también ha incluido en la saca de su camello el libro de los hermanos Torres, como desvelan desde la librería Oletvm en Valladolid. Con ‘Torres en la Cocina 2’, sus autores, los televisivos Sergio y Javier ofrecen consejos y trucos para comer bien de forma sencilla. Vamos, o lo que es lo mismo, un libro que los Reyes han ojeado para no hartarse con el carbón dulce que acostumbran a dejar a todos los ‘cocinillas’ que no se han portado bien a lo largo del año.

Si cotilleamos el bolsón de Gaspar, está claro que sus gustos van más enfocados al arte del vino. Entre todas las publicaciones sobresale en estas Navidades la de ‘150 vinos perfectos (por menos de 10 euros)’. Y es que a Su Majestad le delata su pasión por el bueno vino sin dejarse el bolsillo en el intento.

Un poquito más atrás, y también cargado, Baltasar deja bien claro que prima la salud cuando se sienta a la mesa. El festín se realiza bajo las directrices de las ‘1080 recetas de cocina’ de Simone Ortega o de ‘Comer bien a diario’ de Alfonso López, a quien confiesa que lee semanalmente en uno de los blogs de cocina más importantes de la Red.

Además, estas Navidades todos los Reyes cuentan con un huequecito para la ‘Gastronomía de Palencia’. Y es que a Sus Majestades les gusta cerrar una buena comida con la rica repostería palentina. Al fin y al cabo, a quién le amarga un dulce literario, aunque sea entre regalo y regalo.