Los consumidores son propensos a comprar productos más sanos en el primer mes del año

 

Ya sea por los nuevos propósitos del año o por los remordimientos de las comilonas navideñas, los consumidores están más abiertos y receptivos a comprar productos saludables durante el primer mes del año.

Así, enero se ha convertido en un mes fantástico para que las marcas conecten con este estado mental y esta emocionalidad, puesto que se adquieren más productos naturales, sin aditivos ni conservantes, productos seguros, éticos y sostenibles, con un packaging saludable con el medio ambiente, según un estudio de Ipsos.

Además, se apuesta por el bienestar personal y por las dietas personalizadas ya que el ritmo de vida acelerado aboca al consumidor hacia la búsqueda del cuidado y el descanso. Por ello, los productos saludables, bajos en grasas o azúcares y que además ayuden a combatir el estrés, reducir la fatiga y obtener energía son algunos de los más demandados.

También se buscan productos que aporten beneficios emocionales, calmen, reconforten o pongan de buen humor. De hecho, varias fuentes apuntan a que el 29% de los nuevos lanzamientos de productos en el mundo ya han utilizado en su comunicación de 2017 mensajes en torno a este tipo de beneficios, que impactan sobre manera en los propósitos de año nuevo.

Sin embargo, llegado el momento de la verdad, hay un gran índice de recaída en estos propósitos ya que sólo un 19% de los consumidores continúan con los buenos propósitos después de unas pocas semanas.