El pescado gana peso en las mesas de Semana Santa en detrimento de la carne

 

El pescado gana peso en las mesas de Semana Santa en detrimento de la carne. Manda la tradición, y aún pesa la costumbre de evitar el consumo de cualquier tipo de carne o sus derivados los viernes de Cuaresma ni tampoco el Jueves y Viernes Santo. Así, los hosteleros aprovechan estos días para sacar sus menús o pinchos. La Biblia no cita en ningún momento tal prohibición; pero es un hábito muy señalado en algunas familias potenciar el ayuno, en contraposición a los excesos de los Carnavales y para conmemorar la pasión y muerte de Jesús. El pescado se interpreta como más ligero.

Una de las explicaciones con más peso es mucho menos dogmática y más práctica. Era mucho más económico comer pescado que carne e, incluso, había excedentes que interesaba consumir. Fuera como fuese, el caso es que en estas fechas gana mucho peso la opción del pescado y, entre ellos, especialmente el bacalao. Común, del Atlántico o de Noruega, hay cerca de 60 especies de una misma familia de peces migratorios. Vive en los mares fríos del norte y suele ser de tamaño pequeño.

Es apreciado por su carne y por el aceite de su hígado, extremadamente rico en ácidos grasos Omega-3 así como en vitamina A y vitamina D2 De hecho, estas propiedades fueron muy explotadas durante años, suministrándose el aceite crudo a los niños como complemento alimenticio para la fijación del calcio en los huesos. Todo un castigo recogido en cualquier cuento que se precie.

Los arrieros, el sabor del mar y el interior

Desde las costas hacia el interior y tan solo con sus mulas. Los viajeros transportistas portaban consigo alimentos y el bacalao en salazón ofrecía esta oportunidad con garantías de calidad y de que el pescado no se estropeara.

Llegaba así al interior de España y, en ello, eran habituales los arrieros de Astorga. Los maragatos eran expertos en esto y sus recorridos dejaron también un rastro de usos, costumbres y recetas con bacalao, entre ellos el conocido al ajo arriero, que probablemente tenga dicho origen. Una de las recetas más clásicas y fáciles de preparar de la gastronomía de Castilla y León. Es una de las miles de formas de prepararlo, una de las más sabrosas.