La Bañeza acoge del 27 al 29 de abril la popular feria de este producto

 

El Ayuntamiento de La Bañeza ya tiene todo a punto para la celebración de la séptima edición de la Feria del Chorizo que se celebrará en la Plaza Mayor los días 27, 28 y 29 de abril con diecisiete expositores procedentes de las provincias de León, Zamora y Salamanca, fundamentalmente, para reivindicar la importancia que tiene en la gastronomía un producto «que es un manjar, digno de los reyes, y que es de León». La iniciativa, plenamente consolidada en el calendario, es de la concejalía de Ferias y pretende revitalizar la actividad económica de La Bañeza en un año en el que León es Capital Española de la Gastronomía.

Una de las novedades de esta edición, presentada por el alcalde, José Miguel Palazuelo, y el concejal Tomás Gallego es que ya el viernes por la tarde habrá actividad en las casetas, donde no faltará la venta de productos cárnicos, embutidos y elaborados pero tampoco la degustación de tapas por un euro que dan derecho a la consumición de vaso de vino, botella de agua o caña de cerveza y un pincho de chorizo o cualquier otro producto porcino. Tapas cocinadas en plena calle al igual que la ‘tartera’ de la feria de la que el domingo se prevén distribuir al mediodía más de 1.500 raciones.

Precisamente, las ‘tarteras’ son uno de los alicientes más destacados de esta fiesta con el chorizo como protagonista. Una vez más, los expositores participantes se encargan de la elaboración de los 25 kilos de chorizo que han de aportar en concepto de participación en la muestra, para la preparación de un menú que va servido en una cazuela de barro y que incluye un trozo de chorizo asado, dos huevos fritos y patatas fritas, además de pan y un vaso de agua o de vino para la bebida. Todo por 3 euros y preparado en plena Plaza Mayor, con tickets a la venta en el stand de la Oficina de Turismo.

En la preparación de la ‘tartera’ se ha contemplado la existencia de raciones sin lactosa y sin gluten para las personas intolerantes a estos productos y en su preparación y reparto trabajan profesionales de cocina del equipo de cocina del restaurante Mirador del Ermitage además de concejales y un grupo de voluntarios. Como viene siendo tradición, la empresa de La Bañeza Patatas Evaristo Abajo se ha encargado de proporcionar las patatas que se servirán fritas, colaborando de este modo con la organización de un evento que cada año crece en cuanto a participación y para en el que en esta ocasión se espera multitudinaria al no coincidir con la fiesta del Primero de Mayo.

José Miguel Palazuelo destacó en su intervención que el objetivo de las ferias como esta «es apostar por el medio rural y por un sector creciente donde hay muy buena calidad en la zona», remarcando que las ‘tarteras’ son “un plato modesto pero que al fin y al cabo es la comida para mucha gente que ese día visita la Feria del Chorizo y aprovecha para comer allí». Por su parte, el concejal de Ferias, Tomás Gallego, apuntó que este año hay tres expositores que debutan en la muestra donde no faltarán los concursos de recetas con chorizo ni los certámenes para premiar el mejor embutido.

La música tradicional y las meriendas infantiles que se pusieron en marcha el pasado año para reivindicar entre los más pequeños la importancia del típico bocadillo de chorizo completan un programa en el que a última hora de los tres días de feria volverá a haber sorteos de lotes de productos entre los clientes y presentaciones de novedades comerciales en los stands de los expositores que vuelven a La Bañeza conscientes de que la ciudad es uno de los grandes escaparates comerciales de Castilla y León.