El burgalés repite triunfo en la vigésima edición del concurso celebrado en Tordesillas

 

El mejor sumiller de Castilla y León es Fernando Mayoral, que fue proclamado este lunes después de recibir las mejores puntuaciones en las duras pruebas a las que se someten estos profesionales que son clave a la hora de aconsejar los vinos y las bebidas espirituosas, así como su armonización con los platos en un restaurante. La vigésima edición del Concurso de Sumilleres de Castilla y León se ha celebrado en las Casas del Tratado de Tordesillas, y se han presentado miembros de nueve de las diez asociaciones (faltaba Soria) que componen la Federación de Asociaciones de Castilla y León, que preside Pablo Martín, presidente así mismo de UAES.

Identificar lo más posible cinco vinos a ciegas, con sus características organolépticas, la capacidad de envejecimiento, las variedades y la zona de producción; detectar los errores o gazapos en una carta de vinos; elegir una serie de referencias entre las planteadas por el jurado y proponer los platos que mejor armonicen; poner en escena todo el ritual de la decantación de un vino y su servicio, además de una sorpresa final, son las pruebas a las que se han sometido los tres finalistas del XX Concurso regional de Sumilleres de Castilla y León.

Los bugaleses Diego González y los hermanos Fernando y Javier Mayoral fueron los que mejores calificaciones y puntuaciones recibieron en el examen teórico, la cata escrita, la prueba de servicio y las cuestiones sobre el dominio del inglés, que se habían desarrollado por la mañana en las Casas del Tartado de Tordesillas (Valladolid). Elegidos entre los 38 profesionales que se han presentado en esta ocasión, uno de los tres será el Mejor Sumiller de Castilla y León.

Organizado por la Asociación de Sumilleres de Valladolid, ha sido su presidente, Juan José Alejos el encargado de dirigir las pruebas de un campeonato que ha contado con invitados de excepción para que los tres finalistas hicieran la prueba de la toma de la comanda y el maridaje, en concreto el alcalde de Tordesillas, José Antonio González Poncela; la presidenta de la Asociación de Hostelería de Valladolid, María José Hernández, y la segoviana Henar Puente, que fue la Mejos Sumiller de España en el certamen celabrado en 2005. Pero también se sentó a la mesa un personaje histórico como Carlos V, en este caso interpretado por el enólogo José Carlos Álvarez. Precisamente, merced al patrocinio del Ayuntamiento de Tordesillas, este año se concede el Premio Carlos V a la mejor cata, cuyo ganador no tendrá que ser necesariamente uno de los finalistas, en el caso de que su nota media no fuera suficiente por un mal resultado en el test o la prueba de inglés.

 

Doble triunfo

Fernando Mayoral, que trabaja en la sala en el restaurante burgalés El Rincón de España fue proclamado como el Mejor Sumiller de Castilla y León en 2017. Su hermano y compañero en el restaurante familiar Javier Mayoral fue el segundo clasificado en el Concurso Internacional del Cava del pasado año. Diego González, jefe de bodega del Cobo Vintage, con una estrella Michelin en Burgos, fue subcampeón de España en 2016.

El alcalde de Tordesillas, José Antonio Poncela, agradeció a los sumilleres todesillanos su colaboración para poder celebrar este certamen en una localidad ligada históricamente al vino, que pertenece a la Denominación de Origen Rueda y que está muy cercana a la DO Toro. El regidor recordó que las zarceras que todavía se aprecias en el casco histórico de Tordesillas son la prueba más evidente de ese pasado histórico vitivinícola. En este sentido, destacó la labor de la familia Muelas que ha sabido mantener ese patrimonio.