Cinco rincones del norte de Burgos que te dejarán con ganas de más

 

Que nadie se lleve las manos a la cabeza: lo que sigue a continuación no es todo lo que merece la pena visitarse en Las Merindades. Ni siquiera un ápice. Meter aquí la guía completa es un imposible. Y establecer aquí cuáles son sus cinco mejores rincones, una tontería.

No se trata de eso, ni de lejos. Lo que sigue a continuación es un recordatorio, un aviso para navegantes inquietos que estén en trance de aventurarse por este territorio inmenso y bello que cierra la provincia de Burgos por el norte: Las Merindades.

Un territorio tan enorme que abarca 360 núcleos de población y 2.821 kilómetros cuadrados, tiene declarados siete conjuntos históricos (Espinosa de los Monteros, Frías, Oña, Medina de Pomar, Villarcayo, Villasana de Mena y Salazar) y cuenta con cuatro espacios naturales protegidos (Parque Natural Hoces del Alto Ebro y Rudrón, Parque Natural de Montes Obarenes-San Zadornil, Monumento Natural de Ojo Guareña y Monumento Natural de Monte Santiago). Esto solo para hacerse una idea de su entidad y dimensiones.