La institución ferial trabaja desde hace meses en la preparación del certamen

 

La Feria de Valladolid confía en que su elección como sede del Concurso Mundial de Bruselas contribuya a su proyección como espacio idóneo para la organización de diferentes actividades y eventos que contribuyan a diversificar su oferta ferial y de congresos.

Así lo explica Ángel Pérez, director técnico de la Feria de Valladolid, quien recuerda que durante los últimos meses se ha trabajado para el “diseño de los espacios” y para resolver todas las necesidades que se les han planteado desde la organzación del certamen. “Son peticiones bastante singulares para lo que es habitual, como espacios refrigerados para mantener los vinos o un centro específico para depositar los residuos”, explica a El Norte de Castilla.