La falta de lluvia retrasa la temporada de hongos, con el popular concurso Buscasetas a punto de iniciar su décimo sexta edición

 

Con la vista en el cielo. Así están cientos de aficionados a la micología. Pero no solo ellos, también decenas de cocineros que tratarán de darle ese toque otoñal a la carta de los próximos meses.

La falta de lluvia del verano y las altas temperaturas que siguen registrando los termómetros en Castilla y León amenazan con arruinar la cesta de las setas. Los recolectores no se atreven a pronosticar qué pasará este otoño, pero todo indica que la temporada no será buena. Si las previsiones meteorológicas se cumplen, con la Agencia Estatal de Meteorología emplanzando a noviembre como mes de lluvias, sería el cuarto año sin una recogida “como las de antes”, defienden colectivos de setas como el sanabrés, en Zamora.

Aún así, todo depende ahora del agua que caiga en las próximas semanas, y que podría salvar la temporada.

Desde Castilla y León Micológica (Micocyl) se alude a las distintas áreas reguladas de la comunidad, con la expedición de permisos para estas. Con octubre ya iniciado, Micocyl ha abierto el periodo de permisos para Montes de Soria; Gredos (Ávila); Montes de Oca, Valle de Mena y Sierra de la Demanda, en Burgos; así como la de Río Cea y la de Camino de Santiago, en la provincia de León; y desde la pasada semana en las sierras de Francia, Béjar, Quilamas y El Rebollar, en Salamanca.

El inicio de la campaña micológica en Soria -una de las provincias con más tradición- se inició tímidamente con la aparición de los primeros Boletus edulis a principios del pasado mes de septiembre. Aún así, en los inventarios de producción realizados se han registrado valores muy bajos de producción de esta seta que oscilan entre uno y dos kilos por hectárea en las zonas más productivas de la comarca de Pinares de Soria.

Jornadas gastro-micológicas Buscasetas

Buscasetas se ha convertido en el más grande de los encuentros culinarios celebrados en España en relación a la cultura micológica. El número de menús se eleva año a año después de 16 ediciones.

Del 28 de octubre al 12 de noviembre, muchos restaurantes de Castilla y León completarán sus menús -si el cielo lo permite- con el mejor toque gastro-micológico. En los próximos días y semanas se conocerán los establecimientos participantes.