Diez tipos de esta planta que protagoniza el verano en ensaladas o como acompañante de las carnes más sabrosas

 

1. Lechuga española

También llamada lechuga romana o “oreja de burro”. La lechuga española es una variedad alargada, sus principales características son sus hojas que se agrupan de forma poco apretada alrededor de un tronco ancho. Esta lechuga es la típica y más económica en nuestro país. Podemos encontrar esta variedad en todas las estaciones del año, aunque en verano la lechuga española alcanza su esplendor.

2. Lechuga iceberg

Su forma es redonda y sus hojas muy prietas, con forma de repollo. La lechuga iceberg es apreciada por su textura crujiente y su sabor suave y acuoso. Es una variedad ideal para sandwiches y ensaladas crujientes.


3. Lechuga hoja de roble

Es reconocible por sus hojas onduladas y sus tonalidades que van del verde al morado. Aporta un bonito colorido y un sabor ligeramente dulzón, además de una textura suave y crujiente. Esta lechuga morada es perfecta para combinar con otras variedades y con vinagretas ligeras. Su mejor momento es el final de la primavera y el verano.


4. Lechuga Lollo Rosso

Esta lechuga de origen italiano presenta un intenso color rojo y unas hojas muy rizadas, resulta muy atractiva en el plato. Se caracteriza también por su sabor amargo. Esta variedad es muy recomendable para aquellos que tengan digestiones lentas y pesadas. Su mejor época son los meses posteriores al verano.

5. Lechuga escarola

Existen dos tipos de lechuga escarola: la rizada y la francesa. Ambas tienen un sabor picante y ligeramente amargo, que aviva el sabor de cualquier ensalada y contrasta muy bien con otros sabores y con vinagretas fuertes. A medida que vamos sacando hojas, va aclarando su color y disminuyendo su sabor amargo. La escarola no es estrictamente lechuga y es muy habitual en las dietas de adelgazamiento porque retiene menos líquidos que la lechuga. La escarola ofrece su mayor esplendor en invierno.

6. Lechuga Trocadero

Pertenece a la variedad de lechuga “mantecosa”. También conocida como “francesa”. Es apreciada por sus hojas tiernas y su delicado sabor, le sientan bien los aderezos ligeros. Su temporada es la primavera.

7. Lechuga italiana

También conocida como achicoria roja o lechuga radiccio, es una lechuga italiana de hojas rojas y un poco amargas. También es muy valorada por sus propiedades digestivas. Se cultiva todo el año, aunque su mejor época es la primavera y el otoño.


8. Canónigos

Estas pequeñas hojitas son una gran fuente de hierro. Los canónigos casan muy bien con sabores fuertes. Su temporada empieza en otoño y termina en primavera.


9. Endivia

La endivia posee un tipo de hoja tersa, dura y blanca con un sabor característico, dulce con un fondo amargo. Le sientan muy bien los aliños de yogur o de queso. Aunque todas las endivias que consumimos proceden de invernadero, su mejor época es el el otoño y la primavera.

10. Rúcula

La rúcula combina muy bien con otras lechugas y en otros platos, más allá de la ensalada. Su temporada va de primavera a verano.