allowfullscreen webkitallowfullscreen mozallowfullscreen style="position: absolute; top: 0px; right: 0px; bottom: 0px; left: 0px; width: 100%; height: 100%;">

La limonada leonesa es una de los productos más característicos de la semana de Pasión 

 

La limonada leonesa es uno de los productos más característicos de la Semana Santa. Se trata de una de las tradiciones más arraigadas en el popular barrio del Húmedo, hasta tal punto que muchos son los que esperan la llegada de la Pasión para deleitarse con este ‘caldo’.

Este año con la capitalidad gastronómica, la limonada será un motivo más para exhibir la rica despensa
-alimentaria y de bebidas- con las que cuenta la provincia leonesa.

Desde el estreno de León como Manjar de Reyes, cada mes se ha dedicado a un producto característico de la gastronomía de esta provincia. Febrero se dedicó al chorizo, el actual marzo es el abanderado del botillo berciano y aprovechando la Semana Santa, la característica limonada leonesa podría ser otra de las abanderadas de la mesa de Genarín.

Según se recoge en el blog del Tamboritero Maragato, el origen de la limonada leonesa está en la Semana de Pasión. Los ciudadanos debían evitar el consumo de bebidas que “alterasen la capacidad física” para la oración.

Decían los viejos que como la Santa Madre Iglesia mandaba, “los leoneses eran escrupulosos con las observancias que de ella emanaban”, por eso en los días de Semana Santa no había licor que la madre tierra nos diera que los leoneses probaran.

Por ello, decidieron que en estas fechas piadosas de recogimiento y restricciones, se permitiera la venta de cierta bebida alcohólica más suave que el vino en las ventas de León, hecha de productos naturales: vino, azúcar y limón y rebajada con agua (para seguir manteniendo en parte sus mandatos).

 

La limonada, fuente de vitamina ‘C’

El limón es un fruto cítrico cuyo componente nutricional mayoritario es el agua con un valor calórico bajo. Además, contiene una serie de nutrientes, como vitamina C, fibra y flavonoides, que son necesarios para el correcto funcionamiento del organismo y de la actividad celular. Por todo ello, se le han atribuido a esta fruta una serie de beneficios que van desde pasar por un alimento diurético y adelgazante, hasta rejuvenecer la piel, eliminar el acné, combatir la depresión y prevenir el cáncer. El agua de limón, por su facilidad de preparación y su bajo coste, se ha convertido en una de las formas más utilizadas para aprovechar todos los posibles beneficios de este cítrico.

Daniel de Luis, jefe del Servicio de Endicronología y Nutrición del Hospital Clínico Universitario de Valladolid, defiende que es una fuente de vitamina C, fundamental para el sistema inmunitario, así como una ‘ayuda’ para la cicatrización de las heridas.

Los expertos recomiendan consumir agua de limón dentro de una dieta variada y equilibrada, como la mediterránea.