La joven vallisoletana se queda a las puertas de la final de MasterChef Júnior

 

No ha podido ser y la vallisoletana María Arias se ha quedado a las puertas de la final de la quinta edición de MasterChef Junior. María acabó eliminada junto sus compañeros Héctor y Juan Antonio.

En equipos de chicos contra chicas ellas deslumbraron con sus tartas. Una victoria que castigó a Jordi Cruz y a Pepe Rodríguez con un festival de tartazos en la cara por el discreto resultado de sus pupilos. Eva González tampoco se libró de un buen «merengazo» en la frente.

Todos recibieron las visitas de su familiar, incluida María que vio a su abuela.

A Juan Antonio le ayudaron los exconcursantes de ediciones anteriores Lukas y Miguel, pero el murciano no dio la talla lo que le valió la bronca del jurado. «Todo lo que te digo te entra por una oreja y te sale por la otra», le recriminó Jordi Cruz a Juan Antonio. «Creo que lo he hecho todo un poco mal», reconoció.

En la prueba final la extrema sencillez del plato de María no convenció a Jordi: «Estaba bueno, pero era muy simple. Se puede hacer mucho más en una semifinal», recoge El Norte de Castilla.

 

La vallisoletana María Arias, repescada en Masterchef Junior