La joven fue rescatada “por su gran trabajo y el sabor de su plato”

 

En la quinta temporada de Masterchef Junior, como es tradicional, recibieron a todos los exconcursantes de la edición para darles una segunda oportunidad. Dos fueron los nombres que volvieron a las cocinas: María Arias y Héctor, después de haber elaborado un postre laborioso.

La valisoletana María Arias, que fue la primera repescada, quiso resaltar que había vuelto “por su gran trabajo y el sabor de su plato”. Héctor, el segundo repescado, recalcó que había hecho un plato perfecto. A un solo paso de la semifinal, los dos pequeños no podían estar más felices.

Ambos señalaron que eran de lo más afortunados y que aunque han llegado al formato más tarde, no será un inconveniente para poder llegar a la final. Mientras Héctor decía que «hay que darlo todo», María estaba «emocionada», recoge El Norte de Castilla.