Según los datos del ICEX, España y Dinamarca acaparan el 70% de las ventas en Japón

 

La presencia de productos de calidad y de jamones ibéricos en el extranjero es una realidad que aprovecha el sector para mantenerse competitivos en el sector internacional. Según los datos del ICEX las exportaciones españolas de carne de cerdo a Japón tienen un importante peso en las relaciones comerciales bilaterales, incluso más que otros productos agroalimentarios, como el aceite o el vino.

Por este motivo, la noticia publicada por el portal Nikkei Asian Review sobre la posble reducción arancelaria a la importación de carne de cerdo de la UE ha sido recibida con entusiasmo. De momento, las negociaciones siguen su curso porque las negociaciones se enmarcan en el ámbito europeo y serán lentas.

De acuerdo con el informe publicado por el ICEX en estas conversaciones la UE estima como prioritario el acceso al mercado nipón de productos agroalimentarios como el vino, las carnes o los lácteos mientras que Japón centra sus intereses en mejorar las condiciones de acceso al mercado automovilístico europeo.