Una encuesta realizada a más de trescientas personas detecta que un 64% de los españoles prefiere aprovechar sus escapadas para llevar a cabo actividades con un componente aventurero

 

Un estudio realizado por Holiday Inn asegura que el 64% de los españoles necesita un ‘mini-break’ (como mínimo) cada tres semanas para recuperarse del cansancio ocasionado por el día a día, mientras que uno de cada diez cree que, idealmente, deberíamos llevar a cabo uno cada semana.

Hacer pequeñas escapadas regularmente ayuda a incrementar nuestra productividad y motivación. Un 91% de los encuestados afirma que tener una mini-escapada a corto plazo les aporta un plus de energía y motivación para afrontar su jornada.

A medida que más españoles buscan escapadas llenas de acción, el estudio desvela que las actividades más practicadas en este tipo de micro-aventuras son las excursiones al aire libre (59%), las actividades acuáticas (23%) y el esquí (22%).

El estudio además pone de manifiesto que una cuarta parte de la población (28%) está más abierta a elegir destinos en los que poder disfrutar de experiencias activas frente al 21% que prioriza el destino por encima de todo. Entre los más jóvenes, con edades correspondientes entre 18 y 24 años, el 30% elegirían un destino por la experiencia que pueda ofrecerles.