El Ayuntamiento leonés quiere convertir la Capital Española de la Gastronomía 2018 en un puntal de apoyo para la ciudad y para cualquier rincón de la provincia

 

León cocina un ‘Manjar de Reyes’. Lo hace con un tenedor, un cuchillo y una cuchara, los tres elementos que conforman el logotipo de esta singular iniciativa que pretende ir más allá de la propia capitalidad gastronómica recientemente conseguida. La apuesta liderada por el Ayuntamiento de la capital leonesa ha derivado en un multitudinario movimiento con la gastronomía como eje central. León, es cierto, es un ‘Manjar de Reyes’, porque tiene argumentos suficientes para defender que pocos lugares son tan agradecidos con los ricos productos para llevar a la mesa.

Ese movimiento sobre el que hoy pivota una parte del presente y el futuro de la capital y de la provincia tiene mucho que ver con una apuesta por llenar los paladares con los mejores sabores. Y para ello el plan del Ayuntamiento de León no ofrece dudas: calidad, creatividad, compromiso, atención, prestancia y una pizca de ingenio.

Como Capital Española de la Gastronomía, León ofrecerá a lo largo de 2018 lo mejor de su despensa. De ahí que la exigencia institucional sea máxima para conseguir que la capitalidad gastronómica y ese ‘Manjar de Reyes’ responsa a todas las expectativas y se extienda en el tiempo.

En la actualidad un centenar de restaurantes se han sumado a la iniciativa. Se trata de un proyecto basado en el compromiso con el buen hacer y con buen sabor.

Contará con uniformes cortados por el mismo patrón y gratuitos, cartas, servilletas y manteles identificativos de León como ‘ciudad gastronómica’; estándares de calidad a la hora de prestar servicios a sus clientes; el reparto de folletos promocionales en cada establecimiento, productos ‘tipo’ de obligada presencia en la carta; y hasta una uniformidad en el obligado reciclaje de residuos.

Todo eso figura en la ‘carta de derechos y obligaciones’ que los establecimientos de restauración de la provincia de León deberán asumir para ser partícipes de los innegales beneficios que acompañarán a León en su avance entre los fogones.

León quiere hacer de su ‘Manjar de Reyes’ un sello que se extienda más allá de 2018 y para ello quiere contar con una garantía de calidad por parte de toda la hostelería.

Para conseguir vender León como entidad única y de futuro, para hacer valer todos los activos de la capitalidad gastronómica, el Ayuntamiento ha fijado un amplio decálogo de obligaciones para los establecimientos.
No se trata de una acción restrictiva, al contrario, según se ha remarcado. Se quiere ‘extender’ el sello fomentando el consumo y la identidad de León como referencia gastronómica.
León es un ‘Manjar de Reyes’ y está dispuesto a demostrarlo. Lo hará, se advierte, con la complicidad de todo el sector hostelero, con el compromiso de servicio a quien cruce la puerta y se adentre, no sólo en la capital, sino en toda la provincia.

El Ayuntamiento de León ha marcado el camino y ahora invita a avanzar sobre el mismo con el convencimiento de que la gastronomía es el mejor compañero de viaje.

León, Capital Española de la Gastronomía 2018