El cocinero zamorano participa en la segunda edición del Clinic Gastronómico de Avilés

 

Cinco cocineros, entre ellos el zamorano Luis Alberto Lera, participaron en la segunda edición del Clinic Gastronómico de Áviles. El chef del Restaurante Lera de Castroverde de Campos deleitó a los presentes con su arte culinario, especializado en la caza.

En el Auditorio del Centro Cultural Internacional Niemeyer, de la localidad asturiana, Lera acercó las carnes de caza, con su ponencia ‘Tratamientos de la carne de caza, de lo salvaje a lo refinado’ y deleitó al respetable con sus técnicas para tratar este tipo de productos, mientras explicaba, entre otras cosas, la diferencia entre el pato ingles y el español.

Entre sus especialidades, la perdiz y la liebre, que las congela peladas; la becada, con plumas, y se niega a hacer curaciones, como le piden sus proveedores. Él prefiere maridar o congelar, incluso las piezas de caza mayor, porque es una forma de romper con las fibras y hacer más blanda la carne. Defiende además que se mantiene intacto el sabor y que este proceso de enfriamiento no supone la pérdida de calidad.

Toda la ponencia del zamorano fue muy seguida con atención, al igual que las de Luis Alberto Martínez, de Casa Fermin; o la de Gonzalo Pañeda, del restaurante Auga, con la forma de cocina tres erizos de mar.

Junto a ellos, Isaac Loya, del restaurante del Real Balneario de Salinas, y sus infinitas formas de preparar el bogavante; y Andrea Tumbarello, del Rey de la Trufa, quien cocinó tres maneras distintas de hacer la clásica Carbonara italiana además de dar unas nociones básicas para conocer mejor todo lo relacionado con el mundo de la trufa.

 

La caza, el nuevo producto gourmet