Las nuevas tecnologías posibilitan la organización un viaje con muy poco tiempo de antelación

 

Los hábitos vacaciones de los españoles han cambiado. Cada vez más apuestan por escapadas de tres o cuatro días o, incluso, un fin de semana a lo largo del año frente a las vacaciones de antaño concentradas en los meses de julio o agosto. ¿Por qué? De acuerdo con un estudio realizado por la firma Musement, se extrae que las escapadas cortas suponen inversiones más pequeñas y aumenta las posibilidades de conocer más destinos. Los expertos defienden que uno de los motivos radica en que viajar durante el año en cortas estancias produce mayor sensación de descanso que centralizarlas en verano.

Varios estudios, afirman que el 55% de los españoles prefieren dar rienda suelta a la improvisación y organizar una escapada de dos o tres días con poca antelación y reservadas por móvil. De hecho, según Musement, las reservas de actividades turísticas vía móvil han crecido un 80% en comparación con el año pasado y con perspectiva de seguir aumentado, “la libertad de reservar desde cualquier lugar y en cualquier momento es clave para este tipo de escapadas”.

 

Un viaje planificado al detalle

Objetivo del viaje: ¿Cómo quieres invertir tu tiempo? Si tu viaje es para desconectar y descansar o para conocer todo lo que puedas el destino. Las escapadas cortas pueden tener objetivos distintos, de manera que es clave ponerse de acuerdo con los compañeros de viaje para que todos tengáis la misma filosofía.

Organízate in situ: organiza las actividades del día una vez llegues al destino. Solemos reservar con antelación las atracciones turísticas típicas de nuestros destinos, sin embargo, desde Musement aconsejan reservar on the go porque “las recomendaciones de la gente del lugar nos puede llevar a conocer rincones de la ciudad que no salen en las guías o, incluso, celebraciones, festividades o actividades que desconocemos”, explica Letizia Stok, Country Manager en España de Musement.

Mimetízate: la mejor opción para aprovechar tu destino al máximo en pocos días es que la vivías como uno más del lugar. Las experiencias o rutas recomendadas por gente del lugar permiten a los viajeros vivir los destinos como propios ciudadanos. “En muchas ocasiones las atracciones turísticas suponen largas colas de espera por ello, si dispones de poco tiempo, es mejor que vivas la ciudad y visites lugares alternativos y autóctonos”, recomiendan desde Musement.