Cuatro propuestas de turismo activo para disfrutar del norte de Palencia

 

El otoño en el norte de la provincia de Palencia puede convertirse en un sin parar. Lo saben de sobra los ciervos, que a la que caen cuatro gotas se ponen a berrear como posesos, embebidos de un furor incontrolable con tal de llevarse por delante al mejor harén de la zona.

Es uno de los espectáculos naturales más sobrecogedores a los que podemos asistir por estos lares sin necesidad de enchufar la tele. Pero no es, ni de lejos, la única forma de «descansar haciendo» que nos ofrece este impresionante entorno natural.

Uno de los que, además, exhibe durante el otoño sus mejores galas. Solo la mera contemplación de las masas boscosas de corte atlántico y mediterráneo en pleno cambio de hojas, los hayedos y robledales profundos que se desparraman sobre las laderas del cordal montañoso, merece de por sí un viaje. Pero si, además de este poderoso «mindfulness», eres de los que busca un poquito de acción, es posible que te también interese alguna de estas cuatro propuestas.