Los expertos defienden el valor nutricional de este producto, eso sí, con menos aportación proteica que otros pescados

 

El panga es uno de los pescados más consumidos en el planeta. Su bajo coste, su sabor y sus propiedades le han hecho ganarse un hueco en la dieta de los españoles. Sin embargo, aún son muchas las personas reacias a consumir este pez que vive en agua dulce y que la mayoría del que se consume procede de piscifactorías de Vietnam.

En este sentido, expertos como Daniel de Luis, jefe del Servicio de Endicronología y Nutrición del Hospital Clínico Universitario de Valladolid, defiende que es un producto saludable y que solo carece de menor valor proteico con respecto a otros pescados, pero que “nutricionalmente sería muy similar”.

El panga es un pez de agua dulce que se cría habitualmente en granjas de acuicultura. Puede llegar a pesar 45 kilos y medir más de un metro, y se ha popularizado mucho en los últimos años debido a su precio asequible y a la ausencia de espinas en los filetes. Es muy frecuente en menús de hospitales y colegios.