Lisboa, Peniche, Batalha u Oporto citan a miles de españoles cada año como destinos accesibles, confortables y a un buen precio

 

Portugal se ha convertido en uno de los viajes más demandados por los españoles. Su cercanía, sus precios y su cultura -tan similar a la española que a veces parece que sigues en ‘casa’- hacen muy apetecibles los destinos lusos.

El turismo con el país vecino hace una década se centraba en visitas esporádicas, con un máximo de tres días de estancia. Sin embargo, en 2016 la cifra de visitas y estancias se incrementó notablemente, con 300.000 españoles más, triplicando el crecimiento del año anterior.

Durante su visita a Fitur la secretaria de Estado de Turismo de Portugal, Ana Godinho, dio a conocer los últimos datos de crecimiento del turismo en el país vecino. En entrevista a ABC, explicó los números del mercado español ,que triplicó su subida respecto al año anterior, y en 2017 está previsto aumentar un 30% la inversión en la promoción del turismo luso en territorio español.

2016 fue un año de récords para el turismo portugués

“El pasado año fue un año espectacular…”, recuerda Godinho, quien aseveró que se creció en un 10% de turistas y pernoctaciones, con ofertas continuas, y un 20%, de los beneficios hoteleros. “Las personas que van a Portugal gastan más porque descubren nuevas cosas que hacer. Nuestra oferta creció mucho tanto en el número de camas como en el número de experiencias que se pueden realizar”.

Es importante señalar que este turismo está creciendo en todas las regiones, no solo las tradicionales, y el 63% de ese crecimiento fue fuera de la época alta, con ofertas exclusivas.

Además, Portugal se ha consolidado como destino de todo el año llegando a nuevos mercados como Estados Unidos donde creció un 30%. Además estamos fortaleciendo los mercados tradicionales como España, Francia e Inglaterra.

Lisboa, Oporto, la zona de Peniche, Batalha, Sintra y todo el Algarve portugués concentraron el foco del turismo español.