El Ayuntamiento y la Escuela de Hostelería Fonda Veracruz, reconocidas en la gala de este martes en el Teatro Liceo

 

El Teatro Liceo de Salamanca acoge este martes (20:00 horas) la entrega de los XI Premios Nacionales de Hostelería, unos galardones otorgados por la Federación Española de Hostelería (FEHR), que en esta edición contarán con la colaboración de la Asociación de Hostelería de Salamanca.

Los Premios Nacionales de Hostelería son unos galardones que reconocen la labor de los establecimientos, empresas e instituciones que han destacado en aspectos tan diferentes como la innovación, la responsabilidad social, el apoyo a la cultura, la sostenibilidad, compromiso con las personas con discapacidad, compromiso con la calidad, y pueden ser considerados un ejemplo para el sector por su contribución a engrandecer la hostelería y aportar buenos modelos a seguir.

Además de los Premios, el jurado otorga una serie de reconocimientos a diferentes entidades, personalidades e instituciones que destacan por su colaboración con el sector y por sus acciones encaminadas a favorecer y dinamizar la hostelería nacional.

En esta edición de los Premios Nacionales de Hostelería 2017 han resultado galardonados: el empresario hostelero Jesús Acin, de Zaragoza, dueño de El Cachirulo desde 1989. Además, a mediados de los años noventa se hace con la concesión del restaurante de la Feria de Zaragoza, tomando en 2016 la gestión integral de la restauración de la misma. Es en la Feria, precisamente, donde abre su primera cocina central que, con el tiempo, sustituirá por otra más grande, de 2.000 metros cuadrados. A finales de esa década, abre otros dos negocios para atender a concesiones administrativas y catering a domicilio.

Junto a él, también han sido galardonados el Mesón Cuevas del vino, de Chinchón, en Madrid. Narciso García, hacia finales de los sesenta, acuña la frase “Chinchón, anís, plaza y mesón”, con la que empezaron a incrementarse los visitantes a la localidad  y a su negocio. Estos y otros méritos le hicieron merecedor en 1977 de la Medalla de Plata al Mérito Turístico. Narciso también se preocupó de preservar la identidad de Chinchón en tiempos en los que parecía imponerse la modernidad. Tras gestiones con Patrimonio Histórico consiguió la protección del casco histórico.

 

Empresa de origen español en el mundo

Ramón Freixa, que dirige el restaurante Ramón Freixa Madrid (ubicado en Hotel Único) y el restaurante Ático, en el Hotel Principal, así como el restaurante Arriba situado en Platea, ha llevado su excelencia culinaria hasta el caribe colombiano, siendo el primer dos estrellas Michelin en llegar al país.

En el hotel Las Américas de Cartagena de Indias ha abierto un espacio decorado con un gusto impecable dividido en tres ambientes. En uno de ellos concentra una de nuestras principales señas de identidad gastronómica, la tapa, a través del Tapas Bar, uno de los espacios más exitosos.

Erre Gourmet es el espacio más exclusivo, donde Freixa reserva las mejores experiencias. En Bistromanía se fusiona la elegancia y la informalidad dando protagonismo al producto de primera calidad, carnes y pescados, preparados sólo con los mejores aceites de oliva y sal. Todos los espacios hacen las delicias de los comensales que llenan el restaurante.

En relación a responsabilidad social corporativa ha resultado premiado el Ausolan, de Guipúzcoa, fundada en 1969 por 17 mujeres que decidieron conciliar la vida familiar y la laboral. En un primer momento ofrecían un servicio de catering y limpieza a las empresas de la zona.

El lado humano marca desde el comienzo a esta empresa, que en la actualidad cuenta con más de 11.500 trabajadores repartidos en 2.000 centros de trabajo.

Junto a estos premiados se suma el de discapacidad, con el Rural Suite Hotel navarro: el premio de Innovación, con el Restaurante Spoonik, de Barcelona, que auna la cocina de México y Colombia “con las influencias mediterráneas en platos de estética efervescente, que invocan al realismo mágico”.

Y completan los premios, el Restaurante Manolo de Madrid (en la categoría de calidad); Casa Consuelo, de Luarca en Asturias (cultura); Casa Elena de Toledo (sostenibilidad).

 

Reconocimientos

La entrega de premios también contará con una serie de reconocimientos, entre los que se encuentra la mención al Ayuntamiento de Salamanca, ya que la organización entiende que “la gastronomía es uno de los pilares fundamentales sobre los que el Ayuntamiento de Salamanca construye su estrategia turística”.

En este sentido, su compromiso con las empresas del sector es total y la colaboración con la Asociación de Empresarios de Hostelería de Salamanca en los últimos años ha permitido impulsar importantes acciones de promoción y comercialización de manera conjunta y coordinada.

La presencia de Salamanca en Madrid Fusión así como en alianzas de destinos gastronómicos como Saborea España, la organización conjunta de jornadas gastronómicas y concursos en torno a productos salmantinos son solo algunos ejemplos de esta colaboración. El turismo gastronómico es hoy una prioridad para la ciudad de Salamanca y uno de sus más notables atractivos turísticos.

 

También será reconocida la Escuela de Hostelería Fonda Veracruz, que abrió sus puertas en noviembre de 1994, como un proyecto educativo nuevo e innovador en la ciudad, la primera Escuela de Hostelería y Restauración de Salamanca.

En sus tres pisos se reparten las aulas para las clases teóricas, dos grandes cocinas, habitaciones, la cafetería, aula de informática y el aula audiovisual…En la actualidad, en sus instalaciones se desarrollan cinco ciclos formativos de Hostelería y Turismo, y el Plan de formación desarrollado por la Asociación de Empresarios de Hostelería de Salamanca, que incluye cursos especializados de distintas Áreas temáticas: cocina, barra y sala, atención al cliente, higiene y prevención de riesgos laborales, idiomas, nuevas tecnologías.