El IV Encuentro de Gastronomía y Turismo de Valladolid aborda este lunes en Fuensaldaña el futuro del sector, con la presencia de los mejores protagonistas y sus planes de éxito

 

Será una de las citas ineludibles para el sector. El IV Encuentro de Gastronomía y Turismo de Valladolid abordará este lunes 10 de julio las líneas de futuro para este área, con la presencia de los mejores profesionales y protagonistas de una actividad en expansión y que ejerce de motor económico de la sociedad española.

Entre ellos, profesionales de la talla del crítico gastronómico Luis Cepeda, colaborador de Degusta Castilla y León; o Jorge Dávila, director de los restaurantes Álbora y A’Barra (ambos con una estrella Michelin), en Madrid.

Precisamente de Dávila dicen que es «perfeccionista, entregado e implicado al máximo en su trabajo como gestor, director y formador». Así hablan del gerente y socio del grupo de restauración Álbora, propietario de los restaurantes Álbora y A’barra, ambos con una estrella Michelin.

Es director de las Tiendas Joselito’s y además los expertos le sitúan entre los mejores jefes de sala de nuestra geografía. De hecho, la ristra de galardones suman prestigio a su labor aunque la humildad de su trato resta importancia a tanto trabajo. «Yo soy un camarero por vocación», ha dicho en alguna ocasión y sobre los que como él, se dedican al servicio y la cocina, asegura que «podemos ser artesanos pero no artistas».

Es el perfil del hombre encargado de impartir la primera ponencia en el IV Congreso Gastronómico organizado por El Norte de Castilla con el patrocinio de la Diputación de Valladolid, la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería, Calidad Pascual y Makro, que se celebra durante este lunes en el castillo de Fuensaldaña (Valladolid).

 

No auguraban futuro

Dávila impartirá una conferencia titulada ‘La revolución en la sala; trabajar por su recuperación’ porque está convencido de que es la asignatura pendiente actualmente en los restaurantes. Su labor en A’barra es silenciosa y tranquila pero muy eficaz. Asegura que al principio, cuando abrieron el restaurante hace justo un año había muchas dudas sobre si el negocio iba a funcionar. «Al principio no nos auguraban un buen futuro pero la verdad es que nos está yendo fenomenal», reconoce. De alguna manera, habían revolucionado lo tradicional. Sacaron a los camareros de la barra y metieron a los cocineros de tal forma que elaboran los platos ante los comensales que los degustan en una barra. El menú de catorce platos tiene un precio de 150 euros y se demora durante algo menos de dos horas.

Este es uno de los dos grandes retos que se propusieron -el de no alargarlo durante mucho tiempo-, y el segundo «que la gente no salga hinchada». Los hechos evidenciaron después que lo han conseguido y el mérito se reconoció inmediatamente cuando a los cuatro meses de abrir recibieron la estrella Michelin.

El secreto radica, según Dávila, en el hecho de haber «recuperado todo el servicio a la vista del cliente» además de no renunciar nunca a la apuesta por la calidad del producto. Este jefe de sala (y mucho más) se lo dice siempre a su equipo: «Sin producto no hay cocina y sin tradición, no hay vanguardia». Ese es su lema de trabajo.

 

Ponencias de lujo

El IV Encuentro de Gastronomía y Turismo de Valladolid contará además de con Jorge Dávila y Luis Cepeda con María José Hernández, presidenta de la Asociación de Hostelería de Valladolid; Nicanor Martín Quiroga, del Restaurante Martín Quiroga de Valladolid; Javier Gómez, del Restaurante Camarote Madrid, de León; y Belén Cabrera, del Café Dani’s de Chañe, de Segovia.

Además, también participarán en la mesa redonda ‘Comunicación y tecnología en hostelería’ Javier Peña, del Sibaritas Klub; la crítica gastronómica Cristina Martínez ‘Garbancita’ y la asesora gastronómica Chelo Miñana.

La jornada comenzará a las 9:00 horas con la recepción de los asistentes y se prolongará hasta las 14:30 horas, momento del almuerzo final.

 

IV Encuentro de Gastronomía y Turismo de Valladolid