El cocinero del Restaurante Ergo de Miranda de Ebro finaliza tercero en el prestigioso concurso de la Feria de Alimentaria

 

Rubén Osorio (octubre, 1979) viajó a Barcelona con “toda la ilusión de convertirse en el mejor”, explicaba en la previa de la séptima edición del Concurso Cocinero del Año. El chef del Restaurante Ergo de Miranda de Ebro, por segunda vez accedía a la final del prestigioso certamen culinario, y esta vez quería “el premio gordo”.

“No ha podido ser, pero estoy contentísimo, visto el nivel que había”, resumen Rubén, quien finalizó en tercera posición.

El chef participó en la cita de la Ciudad Condal, junto a Francisco Javier Feixas, del restaurante La Borraj -San Nicolás (Granada); Antonio Rodríguez Bort, del restaurante Ispal (Sevilla); Asier Alcalde, tercer clasificado en el Premio al Cocinero Revelación en la reciente edición de Madrid Fusión 2018, del restaurante Laia de Hondarribia (Guipúzcoa); Daniel García, del restaurante Aboiz de Garai (Vizcaya); José David Fernández Portales, del restaurante Pabellón, en el complejo Florida Retiro (Madrid); Álvaro Salazar del Restaurante Argos (1*) (Port de Pollença, Palma de Mallorca) y Pedro Montolio del Hotel Barcelona Princess (Barcelona).

Con un trabajo “detallista” para el jurado, formado entre otros por el televisivo Jordi Cruz o el prestigioso Martín Berasategui, el cocinero del establecimiento mirandés logró el bronce con un menú compuesto por un primer plato, un segundo y un postre, en los que solo pudo emplear cinco horas.

“De primero he hecho una ostra con curry verde. Luego, un pichón con trufa; y he terminado con un eggno, un postre típico de los Estados Unidos, que es una especie de ponche de huevo con leche, alcohol, helado, bizcocho…”, explicó Osorio.

El cocinero de Miranda, quien cerró “un ciclo de cuatro años de concurso”, solo fue superado Álvaro Salazar, del Argos balear; y de Asier Alcalde, del Restaurante Laia de Hondarribia, considerado uno de los chefs con más proyección del panorama nacional.

“Ha sido una experiencia única, rodeado de los mejores y en la que he aprendido mucho”, reflejó un chef que ganó además de prestigio una suma de 1.500 euros.

 

“Este concurso es la ‘Champions’ de la cocina”