Galletas y magdalenas decoradas, bizcochos y tartas y se alían este San Valentín para añadir dulzor a la vida de los enamorados. Por eso, María Diego lleva dos semanas sin parar de recibir encargos en su tienda obrador de La Flecha.

El próxio 14 de febrero saldrán desde Villagolosa una buena cantidad de pedidos en cajas y bandejas de desayuno, la última modalidad que ha sumado a su dulce oferta. Las cestas van colgadas de unos llamativos globos rojos que decora su colaboradora Patricia Ruiz. De manera que se si topa con alguien por la calle con una de estas cajas con forma de cesta, sepa que tienen destinataria o destinatario.

Esta arquitecta, que con la crisis de la construcción, decidió buscar otra forma de vida, prepara también mesas dulces y detalles que sirven para endulzar todo tipo de eventos empresariales y bodas, bautizos, comuniones y despedidas de soltero. María Diego subraya que todos sus productos se elaboran con ingredientes naturales.