Medio millar de establecimientos participan en un estudio de la Federación Española de Hostelería sobre el consumo de tapas

 

De acuerdo a un estudio publicado por la Federación Española de Hostelería, los españoles somos de hábitos fijos, en lo que respecta a tapas. Nuestra consumición siempre suele oscilar tres o cuatro elaboraciones clave en la cultura popular española y casi siempre acompañada por la misma bebida. Y es que la cerveza se impone con diferencia sobre el vino y los refrescos.

Es la bebida que eligió más del 70% de los encuestados, seguido de un 27,9% y un 1,83% para las bebidas gaseosas. En cuanto a las tapas, cuatro clásicos ocupan las primeras posiciones, la tortilla de patata, las bravas, la ensaladilla rusa y las croquetas, elaboraciones que se alzan con los primeros puestos.

El estudio también desveló otros aspectos interesantes como que la mayoría de los establecimientos optan por ofrecer una tapa gratuita mientras que los que cobran fijan un precio entre 1,50 y 2,50 euros.

Además, la media de consumo suele ser de dos o tres tapas y, sobre todo, durante los fines de semana, y en horario de tarde o noche, según reflejaron los resultados de la encuesta, que define el perfil del mayor consumidor como adulto de entre 30 y 45 años (76,23%) que disfruta de estos aperitivos a última hora del día.

Los mayores de 60 años son quienes menos tapas consumen, con tan sólo el 0,37% frente a los menores de 30 años que lo hacen en un 3,87%.