La espirulina, la chlorella o la hierba de trigo son tres superalimentos con un alto poder antioxidante capaz de limpiar, nutrir y regenerar el organismo

 

Cuando llega el fin de semana es muy habitual cometer excesos con la comida. A continuación, hay quienes deciden hacer dietas depurativas para limpiar de forma radical su organismo en pocos días. Pero no basta con eso. Muchos no son conscientes que a diario cometemos errores en la alimentación, basada sobre todo en alimentos procesados, grasas saturadas, azúcares, sal y productos animales. Nuestro cuerpo necesita eliminar a diario ese exceso de toxinas que recibe cada día y para ello existen algunos superalimentos con enormes propiedades que nos ayudan a lograr ese objetivo.

Los superalimentos se han puesto de moda en los últimos tiempos y no es para menos. Éstos contienen grandes beneficios para la salud por su alto contenido en nutrientes, vitaminas, minerales, fibras y ácidos grasos esenciales. “Pero entre todos ellos destacan un interesante grupo de superalimentos que contienen un alto poder antioxidante y contenido alcalino”, señala Gonçalo Sardinha, CEO y fundador de Iswari.

Entre los superalimentos destacan:

1.- Espirulina: es un micro alga de color azul verdoso que se ha ganado el título del alimento del milenio por la UNESCO. Es rica en Hierro, Calcio y Potasio. Cuenta con tres veces más de proteínas que la carne de vaca y el doble que el pescado. Es un superalimento saciante, ayudando a controlar el peso sin perder músculo y su poder détox es tal que desintoxica el organismo y reactiva las células de desintoxicación; regenera la flora intestinal y estimula el tránsito. También contribuye a purificar la piel y combate el envejecimiento de la misma gracias a su alto aporte de betacarotenos y vitamina E. Además, puede ayudarte a controlar los niveles de azúcar y el colesterol; prevenir la anemia y el hígado graso; ayuda a luchar contra el cáncer y las enfermedades neurodegenerativas. Se presenta en polvo y se puede añadir una cucharadita en sopas, batidos, tostas, helados y otras muchas recetas diarias.

2.- Chlorella: este micro alga es la fuente alimentaria con mayor concentración de clorofila conocida hasta el momento y con un factor rejuvenecedor de la piel increíble. Probablemente es uno de los superalimentos con mayores propiedades desintoxicantes que existen, siendo capaz de desintoxicar el hígado y el intestino; de eliminar del organismo la presencia de metales pesados como el plomo, el mercurio y el cadmio; y además se utiliza en los tratamientos post quimioterapia. La chlorella también es fundamental para el mantenimiento del Ph en la sangre y es un poderoso regenerador celular. Su contenido en clorofila es quince veces superior al de las espinacas, es una fuente rica en Yodo y Hierro, contiene 20 veces más de vitamina E que la leche y cinco veces más de vitamina B que el arroz integral. Se puede añadir una cucharadita en zumos, bebidas vegetales, bizcochos y allí donde llegue nuestra imaginación culinaria.


3.- Hierba de trigo: La hierba de trigo verde es un alimento preparado a partir de las hojas jóvenes de la planta del trigo que nutre y reconstruye el organismo. Se trata de una fuente rica en clorofila, vitaminas A, B y C, aminoácidos, minerales y contiene más de 30 enzimas. Este superalimento es un poderoso antioxidante que inhibe la formación de radicales libres, alcaliniza y desintoxica la sangre, limpia los intestinos, drena el sistema linfático eliminando todas las toxinas y acaba con los metales pesados. Además, no contiene gluten por lo que es apto para personas celíacas. En cuanto a su preparación se puede añadir en zumos, yogures, en las vinagretas de la ensalada, gazpacho, entre otras recetas.