Tres estudiantes de Palencia, Salamanca y Valladolid competirán por hacerse con el premio de mejor ‘Celichef 2018’ en panadería y repostería

 

Celichef: un reto entre fogones, el único concurso de cocina íntegramente adaptado a las necesidades del colectivo celíaco, se celebra durante estos días en la Escuela Internacional de Cocina Fernando Pérez, en Valladolid. Hasta el jueves 8 de febrero tuvieron lugar las eliminatorias, donde 18 participantes procedentes de escuelas de cocina de la comunidad compitieron por ganarse un puesto en la final.

Con esta actividad la asociación pretende reivindicar la importancia de la formación de las personas que en un futuro ocuparán las cocinas de Castilla y León, ya que los profesionales de la hostelería y la restauración tienen un papel fundamental en la salud de las personas con enfermedad celíaca. Se trata de una campaña que se puso en marcha por primera vez en 2015, y con la que la entidad ha logrado llegar a más de 2.000 alumnos a través de sesiones formativas impartidas en todas las escuelas de cocina de la Comunidad. De esta manera, ACECALE se adelantó a las recomendaciones que el Defensor del Pueblo publicó en su estudio sobre la calidad de vida de las personas celíacas.

Gracias a este concurso se demuestra que, con información y esfuerzo, este colectivo puede llevar una vida normalizada, salir a comer o cenar fuera de casa y disfrutar de un buen menú sin gluten “más allá de una ensalada o un filete”.

El certamen tiene dos modalidades, Panadería y Repostería y Cocina General, y este sábado se celebra la final de la primera de ellas, en la cual tres estudiantes procedentes de Palencia, Salamanca y Valladolid competirán por hacerse con el premio de mejor celichef 2018. Tendrán que elaborar en directo dos masas sin gluten, una salada y una dulce, con las que intentarán conquistar a un jurado compuesto por cinco personas, que degustará y puntuará sus elaboraciones.