El restaurante vallisoletano lanza el concurso El Chef Invitado con el que se premia a jóvenes cocineros

 

El restaurante vallisoletano Le Bistró pone en marcha la tercera edición del concurso El Chef Invitado. El concurso busca un estudiante de cocina de las distintas escuelas vallisoletanas para que presente su plato y, en caso de resultar ganador, lo introduzca en la carta de su restaurante; también tienen su oportunidad los vallisoletanos que estudien cocina fuera de la ciudad.

Hasta el 10 de abril se desarrolla la primera fase, en la que los concursantes presentarán sus inscripciones a través de la página web del restaurante. De los inscritos se realizará una selección de un máximo de ocho platos. En la segunda fase, los concursantes seleccionados elaborarán su plato en la cocina de Le Bistró donde podrán utilizar todo el menaje con el que trabajan los cocineros profesionales del restaurante. Una vez realizados los platos, se darán a probar a un jurado formado por personal de los distintos departamentos de la empresa y el ganador de la segunda edición del concurso.

De las creaciones, se seleccionarán los cuatro platos que pasarán a la final. Para ello se basarán en criterios como la originalidad del plato, ingredientes, presentación, tiempo de preparación, coste y que sepan captar la esencia Le Bistró. Los cuatro platos finalistas se incluirán durante un mes en una carta especial a disposición de los clientes. En esta tercera fase, quién tendrá la última palabra serán los clientes del restaurante ya que el plato que más se pida será el ganador de El Chef Invitado.

 

Premio en metálico y en la carta

El plato favorito de los clientes se introducirá en la carta de Le Bistró. El cocinero vencedor recibirá un premio en metálico de 300 euros y un euro por cada vez que su plato sea pedido por un cliente (1 €/plato) durante un año.

A la primera edición resultó ganador Mario Martín Hernández, en aquel momento estudiante de la Escuela de Hostelería y Turismo Alcazarén, con el Tataki de salmón sobre cama de noodles. En la segunda edición el triunfador fue Diego González, vallisoletano formado en Le Cordon Bleu de Madrid, con el Risotto de gambas en nido de parmesano que aún se puede degustar en el restaurante.

El objetivo de Le Bistró es dar la oportunidad a los futuros profesionales de conocer el mundo empresarial, darles visibilidad en el sector y apoyarles en su aprendizaje. Este concurso está englobado en la Política de Responsabilidad Social de Le Bistró Capuccino Bar et Restaurant, aspecto por el que recibieron en 2016 el Premio Nacional de Hostelería a la Empresa Comprometida con la Responsabilidad Social por la Federación Española de Hostelería y Restauración (FEHR).