El 2017 es el año internacional del turismo sostenible, pero, ¿cómo diferenciar este de otros con conceptos similares?

 

La sostenibilidad alcanza este año 2017 su momento y su lugar en el panorama turístico. En el año internacional del Turismo Sostenible, son muchos los destinos, las empresas privadas y las personas que trabajan para iniciarse en este concepto o para dar continuidad a lo que ya han desarrollado, como defiende el portal Visiondelturismo.es.

El turismo también tiene que pintarse de color verde y, por este motivo, han surgido conceptos relacionados con el turismo más sostenible, como por ejemplo algunos de los que apuntamos a continuación:

  • Ecoturismo. Viajes responsables a áreas naturales que conservan el medio ambiente y además mejoran el bienestar de la población local.
  • Geoturismo. Un turismo que centra el patrimonio geográfico de un lugar, que incluye la biodiversidad, el patrimonio, el valor geológico, su cultura y el bienestar de sus residentes.
  • Pro-poor turismo. Con el aumento de las oportunidades de trabajo, la creación de microempresas locales y la generación de ingresos comunitarios como telón de fondo, el turismo también se presenta como una oportunidad para los países en desarrollo que contribuye a la sostenibilidad y el desarrollo.
  • Turismo responsable. Un tipo de turismo que maximiza los beneficios que genera, para paliar los posibles impactos negativos que pueda acarrear el turismo en las comunidades locales, así como los impactos sociales y ambientales.
  • Turismo sostenible. El turismo busca e implementa los impactos positivos que esta industria genera en la economía, el ámbito social y el medioambiental. Involucra a la población que lo desarrolla y al turista que visita el lugar.