Los viñedos se extienden por 35 municipios de las dos caras de la Sierra de Gredos

 

La Denominación de Origen Protegida Vino de Calidad de Cebreros ya es una realidad tras la concesión de una protección transitoria. Y ha sido posible gracias al empeño de los viticultores y bodegueros de la Asociación Vinos de Cebreros y su presidente, Rafael Mancebo, que llevan años trabajando para que se reconozca la tradición vitivinícola del municipio, avalada por importantes hechos históricos, pero también por una elaboración cada vez más cuidada de vinos con las variedades principales garnacha tinta y albillo real blanca.

Los viñedos se extienden por 35 municipios de las dos caras de la Sierra de Gredos. A partir de ahora, la Asociación Vinos de Cebreros será el órgano gestor de la DOP, mientras que el Instituto Tecnológico Agrario (Itacyl) de la Consejería de Agricultura se encargará de controlar y certificar los vinos. Este año calculan que se calificarán unas 100.000 botellas de unas siete bodegas.