Burgos se ha convertido en la capital enológica española con la cata El Alma de los Vinos Únicos

 

Más de 1.500 profesionales, entre bodegueros, sumilleres, restauradores, propietarios y trabajadores de tiendas especializadas, periodistas y amantes del vino se han dado cita este lunes en el Fórum Evolución de Burgos en torno a la gran cata El Alma de los Vinos Únicos, que organiza Paco Berciano, de la vinoteca burgalesa El Lagar y La Tintorería de Madrid. Se trata de un evento ineludible para conocer los vinos de los productores de más de 120 pequeñas bodegas de países como España, Francia, Italia, Portugal, Alemania, Hungría, Argentina y Marruecos. Un encuentro profesional que convierte Burgos en la capital del vino por una jornada.

A las 11:00 horas, el alcalde de Burgos, Javier Lacalle, inauguraba junto a Paco Berciano este evento bieneal que se recuperó en 2013, coincidiendo con la Capital Española de la Gastronomía burgalesa, aunque había echado a andar en 2006, de la mano de una de las vinotecas más antiguas de Castilla y león, El Lagar, fundada en 1988. Ambos destacaron la importancia de este encuentro que «logra llenar los hoteles y los restaurantes de Burgos». De hecho, aunque el lunes es un día de cierre habitual en el sector de la hostelería, todos los bares y restaurantes de Burgos han abierto sus puertas para atender a los bodegueros y a los profesionales que han acudido a las catas de El Alma de los Vinos Únicos.

La ventaja de este evento está «en el hecho de que detrás de cada una de las mesas hay un bodeguero o un productor que explica sus vinos y su proyecto», destacaba Paco Berciano, antes de confirmar que mucha gente había llegado de ciudades como Madrid o Santander en autocares.

La importancia de Castilla y León

Entre las 122 bodegas se encuentran muchas de Castilla y León, como Belondrade y Lurton, César Príncipe, Mauro, Garmón Continental y San Román, Hacienda de Nonasterio, Pago de Carraovejas y Ossian, Viñas del Cámbrico, Valsotillo, Pesquera, Cantayano, Teso la Monja y Sabinares, procedentes de las denominaciones de origen Arlanza, Cigales, Toro, Rueda, Ribera del Duero y Sierra de Salamanca. Junto a ellas, han expuesto productores de zonas francesas, como Burdeos, Borgoña, Champagne, Valle del Loira o Alsacia.

Entre los sumilleres y cocineros destacaban algunos de restaurantes con estrella Michelin, como el Mugaritz, el Cenador de Amós, La Lobita (Navaleno, Soria), Cocinandos (León) o Baluarte (Soria). También se encontraban cocineros, como Víctor Martín, del Trigo, de Valladolid.

Los profesionales consideran que esta es la cata de vinos más importante del año, junto a la Música del Vi, que organiza la vinoteca Vila Viniteca en Barcelona, el lunes en el que arranca cada dos años la Feria Alimentaria. Por ejemplo, Fortu Prieto, de la vinoteca vallisoletana El Buen Gusto, asegura que este encuentra enológico «te da la oportunidad de probar muchos vinos, cerca de 700 referencias de 70 u 80 productores».

El bodeguero Alberto García, de Mauro, Garmón y San Román, explicó que «es una oportunidad única para conocer otras variedades y otros vinos». Para Juan Belondrade Lurton, también productor, este evento «es un ejercicio de humildad que te mantiene al día porque te permite conocer otras formas de elaborar, te ayuda a hacerte una idea de lo que está pasando en el mercado». Para le sumiller y jefe de sala del Trigi, Noemí Martínez, El Alma de los Vinos Únicos es «un punto de encuentro bien organizado con mucha repercusión mediática».

Las catas se desarrollan de 11:00 a 20:00 horas de manera ininterrumpida.

 

Galería de fotos (Degustacastillayleon.es)