El chef Miguel Ángel de la Cruz, del Restaurante La Botica de Valladolid, analiza las posibles causas del porqué Sébastien Bras renuncia a la guía Michelin con sus tres estrellas

 

“A nivel personal, la estrella no ha cambiado mi vida. Afronto la cocina con la misma serenidad y trabajo que antes. No sé que puede propiciar que se renuncie a ella, pero algún motivo habrá”, comienza el chef Miguel Ángel de la Cruz.

El cocinero del Restaurante La Botica de Matapozuelos, en Valladolid, conoce la decisión del maestro francés Sébastien Bras de renunciar a aparecer en la Guía Michelin con sus tres estrellas, y analiza los posibles motivos. “La presión puede ser, con un gran desgaste tras años a un nivel muy alto”, esgrime Miguel Ángel. “Habrá sido una decisión consensuada con su familia… Querrá iniciar una nueva etapa, y no me quiero imaginar lo que pueden suponer tres estrellas Michelin”, analiza el chef de La Botica.

“Es verdad que la guía Michelin mueve gente, pero en nuestro caso una estrella Michelin no tiene nada que ver con las tres de este profesional”, admite Miguel Ángel, quien también enfatiza en que muchas personas no deben acudir a un estrablecimiento con estrella pensando que los cocineros “van a levitar o vamos a hacer que leviten”, indica.

“Yo no me plantearía quitarme la estrella Michelin, porque trabajamos exactamente igual que antes de recibirla. Nuestra visión del cliente sigue siendo nacional”, concluye el chef del restaurante vallisoletano.

 

Nueve meses de estrellas michelin

 

El cocinero de las hierbas salvajes